Con un ex abogado sentado en el banquillo de los acusados, por evasión fiscal y corrupción, Donald Trump ahora enfrenta una investigación por parte del Comité Judicial de la Cámara de Representantes.

Los legisladores, de mayoría demócrata, han decidido comenzar una investigación judicial sobre Trump y sus negocios ante la presunción de obstrucción de la Justicia, corrupción y abuso de poder. Defraudación fiscal, pagos ilegales de campaña y asociación con rusos durante la campaña de 2016 son actos que también persiguen al Presidente.

Mañana (lunes), emitiremos peticiones de documentos a unas sesenta personas e individuos de la Casa Blanca al Departamento de Justicia, a Donald Trump Júnior, a Allen Weisselberg (jefe financiero de la Organización Trump) para comenzar las investigaciones para presentar un caso ante el pueblo estadounidense sobre obstrucción a la Justicia, corrupción y abuso de poder“, dijo el legislador Jerrold Nadler, presidente del Comité Judicial, en una entrevista para ABC News.

Esta petición documental persigue la llamada ‘trama rusa’, un episodio electoral de 2016 donde se relaciona al equipo electoral de Trump con Rusia

Tras las investigaciones del fiscal Robert Mueller, se determinó que Michael Flynn, ex asesor de Seguridad Nacional de Trump, fuera procesado judicialmente por mentir al FBI sobre sus contactos con Rusia , mientras que James Comeyes, ex director de esta agencia gubernamental, fue despedido por Trump por la gestión que hizo de la investigación sobre los correos de la demócrata Hillary Clinton, quien enfrentó a Trump en 2016.

Las empresas de Trump han sido demandadas por sus negocios con otros países e investigadas por sus prácticas fiscales; y su fundación ha sido demandada por su presunta utilización con fines lucrativos, según reporta la agencia EFE.

En tanto, las declaraciones de Michael Cohen, ex abogado de Trump y otrora su brazo derecho, han abonado para encender el debate sobre el Presidente y su calidad moral.

Durante siete horas televisadas y bajo juramento, (Cohen) relató cómo amenazó durante años a diestro y siniestro, a cualquiera que pudiera perjudicar los intereses de su jefe, ya fueran colegios para que no difundieran sus datos académicos o periodistas con informaciones dañinas.

Contó cómo el constructor inflaba o reducía el valor de sus activos a placer, en función de si a su ego le convenía para entrar en la lista de más ricos de Forbes o si a su bolsillo le urgía pagar menos dinero al fisco. Aseguró que el hoy Presidente, en su época de candidato a la presidencia, le ordenó comprar el silencio de dos ex amantes poco antes de las elecciones con el fin de no perjudicar la campaña, y que le reembolsó parte de ese gasto estando ya en la Casa Blanca (mostró un cheque firmado por él en agosto de 2017).

También afirmó que Trump conocía los contactos de un asesor suyo con Wikileaks y que se iban a filtrar los correos robados al Partido Demócrata, uno de los grandes pilares de la trama rusa”, refleja el diario El País sobre el caso Cohen.

El legislador Jerrold Nadler reconoció que pese a todo no cuentan con las pruebas necesarias para solicitar aún la destitución de Trump, y que una vez contando con ellas primero deberá convencerse a los legisladores republicanos pero sobretodo al pueblo norteamericano, para destituir al Presidente.

  • Intervención fotográfica: Ruleta Rusa
  • Noticias relacionadas: Actriz porno pone a sudar a Trump