Como en el caso del ‘Culiacanazo’, donde se liberó a Ovidio Guzmán, hijo del sanguinario narco ‘El Chapo’ Guzmán, ahora México se alista para tener un ‘Generalazo’ con la liberación de facto del ex titular de la Secretaría de la Defensa (Sedena).

Cienfuegos arribó a México a las 6:40 de la tarde de ayer, al hangar de la Fiscalía General de la República (FGR), donde le realizaron un chequeo médico y le informaron que hay una investigación en curso. Después se fue a dormir tranquilamente a su casa.

A través de un comunicado, la FGR, dio cuenta de la llegada del ex titular de la Sedena durante el mandato de Enrique Peña Nieto quien permaneció poco más de un mes preso en Estados Unidos acusado por narcotráfico y lavado de dinero.

El General Cienfuegos se dio por notificado (de la investigación en curso) y proporcionó toda su información personal y de contacto, incluyendo domicilio y teléfono celular, donde puede ser localizado y citado para las diligencias a que haya lugar y ordene el Ministerio Público de la Federación, manifestando su total disposición de atender los requerimientos propios de la investigación”, informó la FGR en su comunicado.

El canciller Marcelo Ebrard justificó desde la mañana de ayer que el regreso a México en libertad del general Salvador Cienfuegos Zepeda, acusado por tres cargos de narcotráfico y uno por lavado de dinero, es porque aquí no hay orden de aprehensión en su contra

El General Cienfuegos llegará a México, en libertad. No es que aquí se le pone en libertad, se le pone en libertad en Nueva York”, anunció Ebrard, tras mencionar qué si bien la FGR abrió una carpeta de investigación, no hay una orden de aprehensión en su contra, pues apenas hace seis días las autoridades norteamericanas pusieron a disposición de la fiscalía mexicana la información sobre lo que se acusaba al ex titular de la Sedena.

Ebrard enfatizó, durante conferencia de prensa en Palacio Nacional, que Cienfuegos regresa a México en calidad de “ciudadano en libertad”. En tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguro que “no habrá impunidad” y que el caso fue una “afrenta” a la soberanía de México y al Ejército mexicano. Aunque inicialmente dijo que el General era parte del anterior ‘sistema podrido’.

No vamos a encubrir a nadie, ese tiempo ya pasó (…) Esto es una muestra inequívoca de la descomposición del régimen, de cómo se fue degradando la función pública, la función gubernamental en el país durante el periodo neoliberal”, declaró López Obrador, el pasado 16 de octubre, tras la captura de Cienfuegos, para luego anunciar una “limpia” en el Ejército de todos los colaboradores en activo vinculados al General. Algo en lo que luego reculó.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard justificó que Cienfuegos llega a México e libertad porque aquí nadie lo persigue por narcotráfico y lavado de dinero.

The Washington Post informó ayer que liberación de Cienfuegos por Estados Unidos deriva de las “amenazas del gobierno mexicano para limitar el rol de la Administración de Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) en territorio nacional”. Algo que el Canciller Ebrad negó durante su conferencia de prensa.

Aunque el Post anticipó lo que el gobierno mexicano hizo durante la conferencia de prensa matutina. Qué Cienfuegos permanecerá en libertad en México, al menos por el momento.

La decisión de retirar los cargos en contra de Cienfuegos, equivale a un revés significativo, aunque sólo sea simbólico, para los esfuerzos del Departamento de Justicia contra el tráfico de drogas en México”, expone el Post sobre el caso.

Ayer la juez neoyorkina Carol Bagley Amon, avaló desechar los cargos por narcotráfico y lavado de dinero contra Cienfuegos, tras la intervención del gobierno mexicano, luego que el Presidente López Obrador reclamó al gobierno de Estados Unidos sobre la investigación contra Cienfuegos, pues no fue notificado de la detención

Edward Sapone, abogado de Cienfuegos, declaró a medios de comunicación estadounidenses que su cliente está satisfecho con la decisión de la jueza Amon, y contento por quedar en libertad para regresar en lo inmediato a México.

Siempre se declaró inocente de todos los cargos del auto de acusación, las acusaciones no son más que acusaciones, no se le comprobó nada, el General (Cienfuegos) siempre sostuvo su inocencia”, declaró Sapone, desestimando la investigación que por 10 años  realizó la DEA contra el militar mexicano, bajo el llamado ‘Operativo Padrino’ que terminó con su detención el pasado 15 de octubre en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, California.

La determinación de liberar a Cienfuegos se explica de forma eufemística en el documento judicial que se ha hecho público.

Estados Unidos ha determinado que las consideraciones sensibles e importantes de política exterior superan el interés del gobierno en perseguir el enjuiciamiento del acusado, bajo la totalidad de las circunstancias, y por lo tanto requieren el sobreseimiento del caso”.

El resumen es que habiendo pruebas que inculpan a Cienfuegos, pero por “respeto” a México, ahora serán las autoridades mexicanas quienes decidan si dejan o no en libertad a Cienfuegos.

La respuesta ya esta dada desde Palacio Nacional. El General ya duerme en su casa tranquilamente.

PREDIAL