El Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (New START por sus siglas en inglés ), un acuerdo firmado en 2011 por Estados Unidos y Rusia que regula el control de armas nucleares estratégicas, es motivo de nuevas disputas con China.

Ayer comenzaron las negociaciones entre Estados Unidos y Rusia para refrendar el tratado para el control de armas nucleares New START, que concluye en febrero de 2021. China, apoyada por Rusia, se niega a ser integrada, como pide Estados Unidos. La tensión vuelve a elevarse.

China necesita ampliar el número de sus ojivas nucleares a 1,000 en un tiempo relativamente corto. Somos una nación amante de la paz, pero necesitamos un arsenal nuclear más grande para frenar las ambiciones estratégicas e impulsos de Estados Unidos hacia China”, anticipó en una polémica editorial Hu Xijin, editor en jefe del Global Times, ante la pretensión de Washington para incluir a China en el New START y obligarla a responder como lo hace Rusia.

El acuerdo nuclear entre Estados Unidos y Rusia se revisa hasta 18 veces al año para comprobar que hay un control preciso y un número máximo -previamente pactado- de ojivas nucleares y sistemas balísticos con alcance superior a los 5 mil 500 kilómetros.

Datos del Instituto de Investigación de la Paz de Estocolmo (SIPRI), señalan que tanto Estados Unidos como Rusia cuentan con al menos 6 mil ojivas nucleares, mientras que China cuenta con aproximadamente 300, según datos aportados por cada gobierno

China aumenta a la par de su poder económico y geopolítico su arsenal nuclear, algo que preocupa a Estados Unidos.

Si no existe un acuerdo pronto entre Estados Unidos y Rusia sobre el New START, el mundo enfrentaría por primera vez, desde hace medio siglo, la falta de un acuerdo para evitar el control de los arsenales nucleares más grandes y peligrosos.

Rusia insiste en que si Estados Unidos quiere supervisar el arsenal nuclear de China debe propiciar un tratado bilateral entre ambas naciones, pues el New START se hizo sin ellos. Además de exigir que en todo caso se incluya también a Francia y el Reino Unido para que den cuenta de las más de 500 ojivas nucleares con que cuenta cada país.

Actualmente hay 9 países con armas nucleares en todo el mundo, y según el SIPRI a principios de 2020 existían 13 mil 400 ojivas nucleares, de las cuales más del 90 por ciento las concentran Estados Unidos y Rusia, según reporta la DW.

INFORME