Después de permanecer preso casi dos años en una cárcel de Miami, en Estados Unidos, el exgobernador priista César Duarte fue extraditado ayer a México.

Duarte llegó alrededor de las 3 de la tarde en un vuelo a la Ciudad de México y fue trasladado por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) al Cereso 1 Aquiles Serdán en Chihuahua, donde ingresó alrededor de las siete de la noche.  Ahí permanece preso.

El exgobernador César Duarte es acusado por la Fiscalía General de Chihuahua por peculado y asociación delictuosa. Le señalan que desvío recursos públicos por más de 96 millones de pesos entre 2011 y 2014.

La Fiscalía General de la República, conforme a sus facultades y atribuciones procederá a la entrega del reclamado a las autoridades del estado de Chihuahua a fin de que pongan al señor César ‘D’ a disposición del Juez de Control del Distrito Judicial Morelos, de dicha entidad, en virtud de que el 8 de octubre de 2019, libró la orden de aprehensión en contra del reclamado y ante quien se iniciará el proceso penal correspondiente”, informó la FGR en un comunicado conjunto con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER).

La gobernadora panista de Chihuahua María Eugenia Campos Galván, actual Gobernadora de Chihuahua, celebró la extradición además de señalar que su gobierno está dispuesto a colaborar con la FGR si la dependencia decide atraer el caso.

Tal como he dicho en distintas ocasiones, les reitero que en mi gobierno no habrá ni perdón ni olvido para los exgobernadores (…)”, tuiteó Maru Campos.

He dado instrucciones al Fiscal General del Estado, al maestro (Roberto) Fierro para que atienda de forma meticulosa las carpetas de investigación. Por su parte la Fiscalía General de la República puede también solicitar la atracción del caso particular al ámbito federal y de ser así también estamos listos para coadyuvar y colaborar con las autoridades”, agregó ya en un video para acompañar su tuit la Gobernadora de Chihuahua.

César Duarte fue detenido el 8 de julio de 2020 en Estados Unidos, luego de huir de Chihuahua en 2017. Las autoridades estadounidenses lo atraparon en un yonke de autos en Miami, Florida y lo metieron preso; ayer fue extraditado a México

Momento en que César Duarte llegó a México luego de haber sido extraditado de Estados Unidos.

Entre las pruebas aportadas por México para solicitar a Estados Unidos la extradición del exgobernador Duarte, están las cuentas de la tarjeta American Express de su esposa, un fideicomiso de ambos, registros bancarios y fiscales y declaraciones que diversos funcionarios, entre ellos la de su exsecretario de Finanzas, donde le señalan como el autor de los desvíos millonarios de recursos.

Duarte enfrenta en México 21 órdenes de aprehensión por desvío y malversación de recursos públicos en una trama de corrupción en la que se utilizaron 12 empresas fantasmas para el desvío de 650 millones de pesos a gobiernos priistas de Chihuahua, Colima, Durango, Estado de México y Sonora, además del Congreso de Morelos y del Municipio de Milpa Alta, para ser utilizados en las campañas políticas del PRI.

Además de crear, con al menos 65 millones de pesos más, su propio banco al que llamó Unión Progreso de Chihuahua.

Como él, otros exgobernadores del PRI detenidos por razones similares y hasta nexos con el narco son Javier Duarte (Veracruz), Roberto Borge, (Quintana Roo), Tomás Yarrington (Tamaulipas) y Roberto Sandoval (Nayarit), todos -salvo Yarrington- del “nuevo PRI” que presumía Enrique Peña Nieto durante su campaña política por la Presidencia de México.