La VI Cumbre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) terminó con posiciones encontradas por el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador a las dictaduras de Cuba y Venezuela, y no hubo el apoyo para desaparecer la OEA.

Colombia, Paraguay y Uruguay desconocieron al dictador venezolano Nicolás Maduro, jóvenes venezolanos y cubanos protestaron contra los dictadores de sus países, nadie habló de desaparecer la OEA, al final se rechazó también apoyar a Argentina -envuelta en una crisis política- para ocupar la presidencia, y hasta se reclamó la falta de equidad de género.

Que las controversias sobre democracia y derechos humanos se diriman a petición de partes, en instancias verdaderamente neutrales, creadas por los países de América y que la última palabra la tengan las agencias especializadas de la ONU (…)

Pienso que es el momento de terminar con el letargo y plantear una nueva y vigorosa relación entre los pueblos de América. Es tiempo de sustituir la política de bloqueos y malos tratos (de Estados Unidos), por la opción de caminar juntos y asociarnos por el bien de América, sin vulnerar nuestra soberanía”, fue parte del mensaje AMLO.

El Presidente de México planteó además que Canadá y Estados Unidos deberían firmar un acuerdo con los países Latinoamericanos y del Caribe para crear un modelo económico idéntico a que dio origen a la Unión Europea. Y reactivar con ello la economía varada por la pandemia.

Uno de los elementos que impulsa y que es plataforma de la Celac, es la democracia. Y la democracia es el mejor sistema que tienen los individuos para ser libres, el estado puro de una persona es la libertad, y por eso participar en este foro no significa ser complacientes señor Presidente (López Obrador).

Y por supuesto, con el respeto debido, cuando uno ve que en determinados países no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando desde el poder se usa el aparato represor para callar las protestas, cuando se encarcelan opositores, cuando no se respetan los derechos humanos, nosotros en esta voz tranquila pero firme, debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y en Venezuela, esto no significa que integrar la Celac, de alguna manera, caiga en desuso la participación en la OEA”, refutó el presidente uruguayo Luis Lacalle, al mensaje de AMLO.

A las discrepancias en la Celac, se sumaron repudios internacionales y locales por el apoyo abierto de AMLO a los dictadores de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y al de Venezuela, Nicolás Maduro, echando abajo la intención de la cumbre: desaparecer o transformar la OEA

Las diferencias en la Celac, terminaron por imponerse ante el rechazo al respaldo que México hizo a las dictaduras de Cuba y Venezuela. Maduro fue desconocido por tres países y estalló en rabia.

Mi presencia en esta cumbre en ningún sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al gobierno del señor Nicolás Maduro. No hay ningún cambio de mi gobierno y creo es de caballeros decirlo de frente”,  expresó Mario Adbo Benítez, presidente de Paraguay, en su intervención dentro de la Celac.

Al ser desconocido por el Presidente Benítez, Nicolás Maduro estalló en rabia retando a su homólogo a un “debate sobre la democracia”.

Le digo al Presidente de Paraguay: ¡ponga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre la democracia en Paraguay, en Venezuela y América Latina!”, espetó el dictador venezolano en su intervención.

En tanto que Colombia se retiró de la mesa al conocer de la presencia de Maduro, y a través de un comunicado expresó su rechazo abierto al dictador de Venezuela.

El gobierno de Colombia, al igual que otros países que han desconocido el poder de facto que ejerce Nicolás Maduro en Venezuela (…) expresa su rechazo a la participación del mismo en la VI cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la Celac”, dice parte del comunicado que envío la Cancillería de Colombia en protesta.

Entre otros incidentes en la Celac estuvo el rechazo de la Cancillería de  Nicaragua a que Argentina ocupase la presidencia del organismo -como promovía México-, y el cese fulminante del canciller argentino Felipe Solá, que en pleno vuelo rumbo a México fue destituido por la crisis política que vive el régimen de Alberto Fernández tras la derrota electoral de las elecciones primarias.

Todos nuestros discursos apoyan el empoderamiento político de las mujeres. Muy bien. ¿Dónde están esas mujeres? Excelencias, somos tan solo tres mujeres sentadas en esta mesa”, fue el mensaje contundente la canciller panameña Erika Mouynes, para abonar al tema de las inconformidades y discrepancias en la Celac.

Además de Mouynes, apenas estuvieron en la mesa la ministra de Exteriores de Jamaica, Kamina Johnston, y Alicia Bárcenas, secretaria ejecutiva de la Celac.

El balance negativo de la VI Cumbre de la Celac polarizó además a México que hizo ‘arder’ las redes este fin de semana con las etiquetas #AMLOLiderMundial y #AMLOBurlaMundial.

Participantes de la VI Cumbre de la Celac

  • Ministro de Asuntos Exteriores de Antigua y Barbuda (Chet Greene).
  • Subsecretario de Asuntos de América Latina de Argentina (Juan Valle Raleigh).
  • Ministro de Relaciones Exteriores de Barbados (Jerome Walcott).
  • Primer Ministro de Belice (John Briceño).
  • Presidente de Bolivia (Luis Arce).
  • Viceministro de Relaciones Económicas Internacionales de Chile (Rodrigo Yáñez).
  • Presidente de Costa Rica (Carlos Álvarez Quesada).
  • Representante diplomático de San Cristóbal y Nieves (Everson Hull).
  • Presidente de Cuba (Miguel Díaz-Canel).
  • Primer Ministro de Dominica (Roosevelt Skerrit).
  • Presidente de Ecuador (Guillermo Lasso).
  • Ministro de Agricultura de Granada (Peter David).
  • Presidente de Guatemala (Alejandro Giammattei).
  • Presidente de Guyana (Mohamed Rifan Ali).
  • Ministro de Asuntos Extranjeros de Haití (Claude Joseph). 
  • Presidente de Honduras (Juan Orlando Hernández).
  • Ministra de Relaciones Exteriores de Jamaica (Kamina J. Smith).
  • Presidente de México (Andrés Manuel López Obrador).
  • Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua (Denis Moncada).
  • Ministra de Relaciones Exteriores de Panamá (Erika Mouynes).
  • Presidente de Paraguay (Mario Abdo Benítez).
  • Presidente de Perú (Pedro Castillo).
  • Presidente del Senado de República Dominicana (Eduardo Estrella).
  • Vicepresidente de El Salvador (Félix Ulloa).
  • Primer ministro de Santa Lucía (Philip J. Pierre).
  • Presidente de Surinam (Chan Santokhi).
  • Primer ministro de San Vicente y las Granadinas (Ralph Gonsalves).
  • Ministro de Asuntos Exteriores de Trinidad y Tobago (Amery Browne).
  • Presidente de Uruguay (Luis Lacalle Pou).
  • Presidente de Venezuela (Nicolás Maduro).