El caso Odebrecth en México parece haber llegado a un ‘final feliz’ con la liberación de órdenes de aprehensión contra el ex director de Pemex y el dueño de la siderúrgica más importante de México.

Emilio Lozoya, ex director de Pemex, y Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), irán a prisión en México por ser parte de la trama de corrupción en el caso Odebrecht. Ancira fue detenido en España y ya pasó la noche en prisión. Lozoya, escondido en México,  busca un amparo.

Este es el primer golpe del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en contra de ex funcionarios corruptos; como ha venido pregonando desde que asumió el poder hace seis meses, el Presidente ha ordenado finalmente la captura de ‘peces gordos’. Y lo hace en el momento en que su popularidad va en picada tras varios fallos y errores bajo su mandato, además del escándalo por varias renuncias en su Gabinete.

Alonso Ancira fue detenido ayer por la Interpol en la isla Palma de Mallorca tras aterrizar en un vuelo privado

El otrora poderoso empresario Alonso Ancira, al ser detenido por la Interpol en Palma de Mallorca.

Según informan diversos diarios españoles, Ancira, otrora poderoso empresario del grupo AHMSA pasó su primera noche en un calabozo de la prisión española y fue presentado a medios de comunicación esposado. Se niega a ser extraditado.

En México desde ayer que se liberaron las ordenes de captura, el abogado de Emilio Lozoya anunció en entrevista con diversos medios de comunicaciòn que ya tramita un amparo para defensa de cliente.

Lozoya, quien fuera uno de los funcionarios de más confianza del ex presidente Enrique Peña Nieto, es acusado por varios ex funcionarios de Odebrecht como responsable de facilitarles contratos con Pemex a cambio de sobornos millonarios.

Diversas investigaciones apuntan a que Lozoya compró una casa con valor de 38 millones de pesos, bajo su gestión como director de Pemex, luego de recibir dinero de la constructora Odebrectch

Vista aérea, con Google Maps, de la zona donde vive Emilio Lozoya. Su lujosa casa lo delató.

En el caso de Ancira, se le vincula con Lozoya en la trama de corrupción para el pago, a través de su compañía, de sobornos. Una transacción a sobreprecio por 500 millones de dólares entre Pemex y AHMSA, en 2014, es la ‘punta del iceberg’ en el caso. Lozoya compró una planta fabricante de fertilizante con maquinaría ‘chatarra’; un acto que el gobierno de AMLO ha clasificado como corrupción.

Tras la compra-venta, AHMSA hizo luego una transferencia triangulada por 4 millones de dólares a Grangemouth Trading Company, empresa offshore en Escocia, que es presunta responsable de distribuir el dinero de sobornos a políticos latinoamericanos.

Inicialmente la Unidad de Inteligencia Financiera, dependiente de la Secretaría de Hacienda y, a cargo de Santiago Nieto, anunció ayer el bloqueo de cuentas de ambos personajes, además de una serie de cómplices. Horas luego se supo de la orden de aprehensión y la captura de Ancira.

Una investigación periodística de Quinto Elemento Lab ha desvelado la trama de corrupción donde Lozoya aparece vinculado con Odebrecht que le habría entregado, según el ex director Luis Alberto de Meneses, 4 millones de dólares para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

En una investigación judicial que corre en Brasil, Lozoya también es señalado por recibir sobornos de al menos 10 millones de dólares -entre 2012 y 2014-, para ‘facilitar’ a Odebrecht licitaciones con Pemex. La trama de corrupciòn internacional ya ha dejado en otros países a políticos presos, acusados de recibir sobornos, como en el caso de Lozoya.

Apenas la semana pasada el ex director de Pemex fue inhabilitado por 10 años para ejercer cualquier cargo público en México por falsear su declaración patrimonial.

Como en el caso de Enrique Peña Nieto, la lujosa casa de Lozoya, en uno de los  fraccionamientos más exclusivos en en la Ciudad de México, es la que terminó delatándolo.