Hace menos de quince días ‘El Gil’, integrante del Cártel Guerreros Unidos y principal sospechoso por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa fue liberado. Ayer se dio a conocer que 24 personas más implicadas quedaron libres también.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) llamó a la Fiscalía General de la República (FGR) a reaprender a quienes han sido liberados indebidamente y fortalecer y reenecauzar los procesos penales contra los implicados; mientras, los familiares de los estudiantes desaparecidos reclaman al gobierno de AMLO que no haga nada.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) lamenta la reciente liberación de 24 personas inculpadas en el ‘Caso Iguala’ y vuelve a reiterar la necesidad de que todos los procesos penales iniciados se fortalezcan probatoriamente y las nuevas consignaciones que se presenten se hagan de manera más sólida y mejor estructurada, aprovechando la integralidad de los elementos probatorios e información con la que se cuenta, mismos que en su mayor parte se detallan y relacionan en la Recomendación 15VG/2018, la cual aún no ha sido atendida ni cumplida (…)

El hecho de que algunas de las pruebas existentes en el expediente se haya determinado que jurídicamente no son válidas, en tanto se habrían obtenido de manera indebida durante las investigaciones, no resta valor o anula al resto de las evidencias, información y elementos objetivos de convicción con que las autoridades cuentan, cuestión que debe ser señalada y defendida dentro de las causas judiciales”, alertó la CNDH a través de un comunicado oficial.

Alejandro Encinas, titular de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación y líder en la investigación del Caso Ayotzinapa, ha informado que con ‘El Gil’ ya son 53 los sospechosos liberados, de 142 detenidos; ahora suman 24 liberados más

El reclamo de los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos no cesa. Este 26 de septiembre se cumplen 5 años de la tragedia.

Los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos han arreciado sus quejas y protestas contra el gobierno federal ante la falta de resultados. Este 26 de septiembre se cumplen 5 años de la tragedia que sigue sin resolverse.

La demanda es verdad y justicia, y que todos los involucrados en este crimen tengan que pagar. Por eso nosotros hemos exigido que Tomás Zerón, Murillo Karam, Osorio Chong y Enrique Peña Nieto, quienes fueron parte del Gobierno anterior, sean investigados por complicidad y por elaborar una verdad histórica que no existió jamás, pero que sí nos condenó a nosotros a vivir cinco años en el tormento de no saber qué pasó con nuestros jóvenes”, dijo ayer Felipe de la Cruz, vocero de los familiares, en entrevista al portal Sin Embargo.

Jesús Murillo Karam, ex titular de la Procuraduría General de la República (PGR) ahora llamada FGR, resolvió con su llamada “verdad histórica” que los estudiantes fueron secuestrados por policías que los entregaron al Cártel Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron en un basurero del municipio de Cocula. Versión que no ha podido comprobarse.

También la periodista Anabel Hernández –recientemente premiada en Alemania por su labor periodística-, tras una investigación y acopio de documentos clasificados de la PGR, publicó en 2016 el libro La verdadera noche de Iguala, donde detalla que militares del 27 Batallón de Infantería, bajo la orden de un líder narco, operaron para recuperar un cargamento de heroína –con valor de 2 millones de dólares-, oculto en los autobuses donde viajaban los 43 estudiantes.

La periodista da a conocer además, con documentos oficiales que lo prueban, que la PGR frenó por órdenes del ex presidente Enrique Peña Nieto la investigación a los militares. Algo que tampoco el actual gobierno ha considerado como línea de investigación.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha declarado públicamente su compromiso para la resolución del caso, aunque a 10 meses de mandato no ha hecho más que instalar una ‘comisión de la verdad’ que no ha dado ningún resultado. Algo que la CNDH, al igual que los familiares reclaman.

Este Organismo Nacional vuelve a llamar la atención sobre la necesidad de que se dé cumplimiento y se atienda el contenido de la Recomendación 15VG/2018. En particular, deben seguirse las líneas de investigación que ahí se plantean y llevarse a cabo diligencias que podrían redefinir el sentido de todo el caso y los delitos por los que los presuntos responsables tendrían que responder, como lo son los exámenes genéticos a los múltiples fragmentos óseos que se encontraron y que, inexplicablemente, siguen sin llevarse a cabo”, enfatizó ayer la CNDH a propósito de la negligencia que sigue siendo el actuar de las autoridades en el caso.