La brutalidad policíaca es motivo de nueva vergüenza para México en todo el mundo, luego que policías municipales de Cancún, Quintana Roo disolvieron a balazos una protesta feminista.

La balacera de policías contra mujeres que protestaban ayer en una manifestación feminista frente a las puertas del Palacio Municipal de Cancún, dejó a dos periodistas heridos. La alcaldesa morenista Mara Lezama, de deslindó de la agresión. Nadie asume la responsabilidad.

En mi carácter de Presidente Municipal jamás ordenaré ningún tipo de represión en contra de la ciudadanía. He dado instrucciones precisas para que se realicen las investigaciones correspondientes”, se deslindó la Alcaldesa Lezama, lo mismo que su Secretario de Seguridad.

Lo mismo ocurrió con el gobernador panista Carlos Joaquín González, quien tuiteó que los hechos están siendo investigados para deslindar responsabilidades.

Repruebo los actos de violencia que se dieron en Cancún esta noche. Repruebo totalmente la intimidación y agresión contra las y los manifestantes. Di instrucciones precisas de NO agresiones y NO armas en las marchas que se darían el día de hoy”, es parte del hilo de tuis que el Gobernador González publicó la noche del lunes.

Esta mañana en su conferencia matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó una investigación para deslindar responsabilidades, señalando que el gobernador panista Carlos Joaquín González debe aclarar los hechos.

Sobre la represión a la manifestación en Cancún, el presidente @lopezobrador_pidió que se realice la investigación correspondiente para deslindar responsabilidades y castigar a los culpables: “No se debe utilizar la fuerza (…) eso tiene que ver con actitudes autoritarias…”, tuiteó la Secretaría de Gobierno.

Tras la presión ante la brutalidad ejercida por los policías municipales, la Alcaldesa Lezama  ha publicado una serie de tuits para anunciar que ya ‘separó del cargo’ al director de la Policía Municipal.

Derivado al acto de abuso de autoridad perpetrado por la Policía de Quintana Roo en Benito Juárez, he dado la orden de que el inspector Eduardo Santamaría, sea separado de su cargo de forma inmediata.

Las investigaciones continuarán hasta encontrar a los responsables de contradecir las órdenes de no violencia y a todos los elementos responsables de las agresiones”, es parte del hilo de tuits de Lezama.

Al grito de “¡Ahora si van a valer madres las pinches mujeres!” los policías abrieron fuego contra los manifestantes, hiriendo a dos periodistas que cubrían la protesta

Los policías municipales abrieron fuego contra los manifestantes para disolver la protesta feminista que reunió a más de 2 mil personas.

La protesta convocada por la Red Feminista de Quintana Roo, que reunió a más de 2 mil personas, se dio tras el asesinato de tres mujeres este fin de semana; dos de ellas fueron asesinadas en los municipios de Cancún y José María Morelos, según consignan medios locales, y una más en Cancún fue baleada y murió al defender a su marido en un asalto. La Red Feminista ha criticado que el gobernador Carlos Joaquín González y la alcaldesa Mara Lezama dedican más tiempo a la promoción turística que a garantizar la seguridad de las mujeres.

Medios locales consigan que los manifestantes rompieron cristales de la Presidencia Municipal y prendieron fuego a papelería, además de intentar quemar la puerta principal. Lo que derivó en la balacera, golpizas y al menos 8 detenciones que las autoridades negaron; hasta que fueron exhibidos en un video en redes donde se demuestra lo contrario, lo que obligó a que liberasen a las mujeres de inmediato.

De enero a la fecha, este año ya van 12 feminicidios registrados en Quintana Roo, según las cifras oficiales de la Fiscalía General del estado. Mismos que se suman a los 1 mil 12 registrados en todo el país este año, y que han derivado en protestas permanentes de grupos y colectivos feministas para exigir justicia.

Los dos periodistas heridos de bala son Roberto Becerril, del diario La Verdad, Noticias y Reyna Cecilia Solís, de Informedia TV, mientras que la periodista de TV del Grupo Sipse, Selene Huidobro, y el fotoperiodista Santiago Rodas, de la agencia Quadratín fueron agredidos a macanazos por los policías.

Apenas ayer, en la ciudad de Salamanca, Guanajuato gobernada también por Morena, el periodista Israel Vázquez Rangel resultó muerto tras ser baleado por desconocidos cuando cubría el hallazgo de restos humanos en una colonia de la ciudad.

El gobierno de López Obrador siegue siendo omiso para resolver los reclamos por el aumento de feminicidios y por las agresiones a periodista , que han crecido en su gestión. Lo que le ha llevado a ser criticado por organismos internacionales ante su desdén sistemático.

PREDIAL