El ‘escándalo Odebrecht’ pone en la mira lo que muchos sospechan. ¿Los sobornos sirvieron para financiar la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto?

En días pasados estalló la bomba. Otra vez. Ahora Emilio Lozoya Austin, ex director de PEMEX está implicado en una red de sobornos orquestada por la constructora Odebrecth.

En el proceso electoral de 2012 Odebrecht entregó millones de dólares a Emilio Lozoya, según declaró el director de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses Weyll, en una investigación publicada por el diario brasileño O Globo.

Lozoya ocupaba inicialmente la cartera de coordinador de Vinculación Internacional de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, candidato del PRI.

Apenas terminó la campaña electoral, fue nombrado director de PEMEX y compró, de contado, una casa con valor de 38 millones de pesos.

La red de sobornos de Odebrecht se destapó internacionalmente en 2016 y ya se perfilaba que México estaba también implicado

Emilio Lozoya y Enrique Peña Nieto.

Según reportes de investigación periodística internacional Odebrecht financió diversas campañas políticas en América Latina, como en Argentina,  Venezuela, Angola, El Salvador, Perú, Brasil, Colombia, Chile, entre otras; y ahora se infiere que en el paquete también estaba México.

Las consecuencias del escándalo Odecrecth han llevado a renunciar a diversos funcionarios donde se descubrió la red de sobornos, otros están bajo investigación y unos más en la cárcel.

Se habla de 10 millones de dólares entregados a Lozoya y otros funcionarios de Pemex, por Odebrecth

Niego categóricamente las imputaciones y la información que hace referencia a supuestos actos de solicitud y/o recepción de sobornos directa o indirectamente por mi parte a la empresa Odebrecth o a sus funcionarios”, fijó su postura Lozoya Austin en un comunicado luego que Proceso y Aristegui Noticias destaparon el nuevo escándalo de corrupción en México.

La Procuraduría General de la República (PGR) asegura que “llegará hasta las últimas consecuencias y directamente contra él o los responsables” en un comunicado, donde también informa que “respecto de los hechos en México, en diciembre  2016, las empresas brasileñas Odebrecht y Braskem se declararon culpables ante la Corte Federal del Distrito de Nueva York de los Estados Unidos de América por haber pagado sobornos a funcionarios de varios países. En el caso de México a funcionarios de PEMEX por $10,500,000,00 dólares, en un periodo comprendido entre 2010-2014”.