Las peticiones para acabar con la violencia, justicia para los desparecidos y los muertos a manos de criminales, no gustaron a muchos seguidores del presidente Andrés Manuel López Obrador que respondieron con agresiones.

La Caminata por la Verdad, Justicia y Paz a la que convocó el poeta y activista Javier Sicilia terminó con agresiones por parte de seguidores de AMLO que ocuparon el Zócalo para tratar de impedir el paso a la caravana. Al final los violentos terminaron por retirarse.

Los lopezobradoristas fúricos también arremetieron contra los medios de comunicación a quienes llamaron “traidores” y “chayoteros”.

Después de tres días de caminar desde Cuernavaca, Morelos el contingente de mil 500 personas, aproximadamente, encabezados por Sicilia y Julián LeBarón sumó a familiares de deudos y desaparecidos, activistas y ciudadanos que exigieron al Presidente López Obrador acabar con la violencia en el país.

A ti que lamentablemente no estás presente a causa de graves y desafortunados prejuicios hacia las víctimas y el sufrimiento del país, que redujiste lamentablemente a un show (…)

“ (Te decimos) ya es tiempo, Presidente, de poner un verdadero alto a tanto dolor, a tanta muerte, a tanta humillación, a tanta mentira; tiempo de que al sufrimiento le palpite de nuevo el corazón y la tierra pueda florecer; tiempo de unir las fracturas ensangrentadas de la Patria y de hacer con todos la verdad, la justicia y la paz que tanto necesitamos”, leyó Sicilia frente a Palacio Nacional luego de enfrentar la furia de intolerantes seguidores de AMLO.

Con insultos, gritos y manotazos los seguidores de AMLO que gritaban “¡Es un honor, estar con López Obrador!” intentaron bloquear y provocar a los participantes de la caravana pacífica que llegó hasta las afueras de Palacio Nacional para exigir fin a la violencia en el país  

La caminata duró cuatro días para llegar a Palacio Nacional, en la Ciudad de México, luego de salir de Cuervanaca.

El Presidente ya había anticipado que no recibiría a Sicilia pues todo era un ‘show’, además que no podía ‘comprometer la investidura presidencial’. Declaraciones que han avivado los reclamos y críticas contra el mandatario morenista que hace oídos sordos al reclamo por la violencia en el país.

En su primer año de gobierno AMLO ya acumula la cifra con más violencia en la historia contemporánea de México: 35 mil 588 asesinatos. El último año de mandato del repudiado presidente priista Enrique Peña Nieto cerró con 34 mil 655 asesinatos, lo que significa que con el nuevo gobierno de Morena la violencia creció 2.6 %, según las cifras oficiales del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Llevamos casi 15 años en guerra y no hemos aprendido a reconciliarnos todavía. ¿Qué nos pasa? Creo que por ahí, por ahí, por ese caminito debemos de comenzar y reconocernos sin prejuicios, dejando el miedo de lado, por eso aquí no caben etiquetas artificiales, no somos chairos, ni fifis, ni conservadores, ni de la izquierda, somos seres humanos luchando por vivir, por vivir estamos luchando, ya no queremos sobrevivir” , expresó a su turno Julián LeBarón, activista e integrante de la familia mormona masacrada en Sonora por narcos.

Previo a su llegada al Zócalo capitalino, donde ya esperaban los lopezobradoristas violentos, los activistas dejaron en el Senado una copia de la petición sobre la aplicación de justicia transicional que también entregaron en Palacio Nacional para el Presidente.

Aunque se le ofreció ser atendidos por integrantes del Gabinete de Seguridad, los activistas reiteraron que su objetivo era que el Presidente escuchara de viva voz las propuestas.

El balance de la jornada, lo definió con claridad Javier Sicilia en una parte de su mensaje.

Tú (López Obrador) nos pides más tiempo para buscar la seguridad, pero no hablas de verdad ni de justicia” , le recriminó el poeta a AMLO.