La intentona de Nicolás Maduro para evitar que el líder opositor Juan Guaidó fuese reelecto como presidente de la Asamblea Nacional fracasó y obtuvo además el rechazo de la comunidad internacional.

El cerco militar chavista al recinto del Parlamento y la traición de 30 diputados de oposición para evitar la toma de posesión de Guaidó como titular de la Asamblea Nacional no fue suficiente. El líder disidente celebró una sesión alternativa, en el diario El Nacional, donde obtuvo 100 de los 167 votos necesarios para seguir al frente.

Guaidó se ha erigido como el líder natural de la oposición contra el régimen dictatorial de Nicolás Maduro, y cuenta con el reconocimiento de más de 50 países como presidente encargado de Venezuela tras la elección fraudulenta de 2018 donde Maduro se auto-reeligió hasta 2024.

El ‘manotazo’ de Maduro ha recibido el repudio de la comunidad internacional y del Grupo de Lima -actor principal en la búsqueda de una salida pacífica a la crisis política de Venezuela-, donde la sorpresa la dieron México y Argentina al repudiar abiertamente la acción violenta de Maduro.

La juramentación del diputado Luis Eduardo Parra, como titular de la Asamblea Nacional, ha sido desconocida por la comunidad internacional tras ser impuesto por el régimen de Caracas

El diputado Luis Eduardo Parra se juramentó como presidente de la Asamblea Nacional con falta de quórum e impuesto por Nicolás Maduro, por lo que nadie fuera de Venezuela le reconoce.

Argentina ha dicho que lo sucedido es inaceptable y México que el funcionamiento democrático es fundamental. El hecho de que las posturas vengan de gobiernos de izquierdas añade importancia a lo sucedido y aumenta el aislamiento del régimen de Maduro“, expuso Elliott Abrams, encargado de Estados Unidos para Venezuela, tras celebrar la nueva postura de ambos países que anteriormente estuvieron a favor de las acciones de Maduro.

Para tratar de atemperar el exabrupto el gobierno de Maduro y un sector minoritario de la oposición anunciaron este lunes sobre el acuerdo para que el gobierno libere a 14 presos políticos.

Desde hace meses Nicolás Maduro logró convencer a una parte de los opositores a su gobierno para realizar mesas de diálogo y negociación excluyendo a Guaidó y sus seguidores.

Mañana (martes) volveremos a asumir los riesgos para ingresar al Parlamento porque Venezuela lo vale. La dictadura verá si va a seguir corriendo hacia adelante, verá si va a seguir insistiendo en estrategias políticas fallidas“, anticipó Guaidó tras restar importancia sobre la traición de 30 diputados de su partido.