Joe Biden se convirtió ayer en el 46 Presidente de Estados Unidos y sus primeras acciones ya le dan la vuelta al mundo.

Biden ordenó ayer suspender la construcción del gran muro promovido por su antecesor Donald Trump, además de reinstalar el programa DACA que protege a 650 mil dreamers (soñadores) y pedir la regularización de 11 millones de inmigrantes.. El peso gana frente al dólar como efecto colateral.

El nuevo Presidente de Estados Unidos envió hoy la propuesta ‘Ley de Ciudadanía Estados Unidos 2021’ al Congreso para que se reconozca la ciudadanía de al menos 11 millones de inmigrantes indocumentados -la mayoría mexicanos- en el país, y no aplicará para nuevos migrantes o personas con antecedentes penales. Un hecho histórico aún más grande que el logrado por Ronald Reagan en los 80, que regularizó a 3 millones de inmigrantes.

Sobre los dreamers pesaba un veto sostenido durante cuatro años por Trump, quien canceló el programa y les amenazó incontables veces con deportarlos, además de convertirlos en ‘moneda de cambio’ para obtener ventajas políticas. Su chantaje terminó con la nueva orden de Biden.

En un mensaje claro a la comunidad internacional el tema de la nueva política migratoria de Estados Unidos queda en evidencia con estas primeras acciones contundentes. A la par, Biden ha ordenado una intensa campaña de vacunación para lograr en 100 días 100 millones de personas vacunadas.

A mediodía el político demócrata fue investido oficialmente como Presidente de Estados Unidos, y en su mensaje llamó a desterrar el odio, a dejar de lado las diferencias y a construir una nación más fuerte.

El desacuerdo no debe llevarnos a la separación, Sin unidad no hay paz, solo amargura y furia (…) Debemos terminar esta guerra no civil que pone el rojo contra el azul, republicanos contra demócratas, conservadores contra liberales, podemos lograrlo si tenemos un poco de tolerancia y libertad.

Podemos darnos una mano, ayudarnos unos a otros. Si lo hacemos tendremos un país más fuerte y aún podemos estar en desacuerdo, pero necesitamos toda nuestra fuerza para prevalecer en ese invierno oscuro (…)

Celebramos el triunfo de una causa, la causa de la democracia. Es frágil, preciosa. La democracia ha prevalecido (…) Es un día histórico de esperanza, de renovación y resolución”, fue parte del mensaje de Biden ante un pequeño auditorio, reducido por los protocolos de la pandemia de Covid y por el blindaje de 25 mil agentes de la Guardia Nacional, tras las amenazas previas de un nuevo asalto armado al Capitolio por seguidores de Trump inconformes con los resultados electorales -algo que no ocurrió-.

Un primer acto simbólico importante tras la investidura de Biden fue el regreso del idioma español a la página web de la Casa Blanca, renovada en su imagen, mismo que fue eliminado hace cuatro años por Donald Trump bajo su mandato

Biden firma los primeros decretos de la nueva política migratoria en su primer día como nuevo Presidente de Estados Unidos.

Un momento emotivo de la investidura fue la lectura de la poeta afroamericana Amanda Gorman, una chica de 22 años que causó un efecto viral al declamar un poema suyo The Hill We Climb (La colina que subimos) con el que conmovió a la nación.

Hemos visto una fuerza que destrozaría nuestra nación en lugar de unirla,/destruiría nuestro país si eso significaba retrasar la democracia,/y este esfuerzo estuvo a punto de tener éxito./Aunque la democracia puede ser periódicamente retrasada,/ nunca puede ser permanentemente derrotada./En esta verdad, en esta fe, confiamos./Porque mientras tengamos nuestros ojos en el futuro,/ la historia tiene sus ojos puestos en nosotros/”, declamó Gorman, logrando que su poema se volviese viral en las redes.

Desde México, vecino y socio comercial, previo a la toma de posesión de Biden, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador hizo un breve comentario en su conferencia matutina para desear que al nuevo presidente de Estados Unidos “le vaya muy vienen en su gestión”.

López Obrador dijo coincidir con los “planteamientos principales” de Biden sobre la migración, la reactivación económica y el combate a la pandemia de Covid-19.

Ya no pude despedirme del Presidente Trump, aprovecho para expresar que fue buena la relación que tuvimos con Trump y creo que en beneficio de México en distintos asuntos”, remató López Obrador en su mensaje para hablar de su grosero amigo populista que no acudió a la investidura de Biden.

Además del freno al muro, la protección a cientos de miles de dreamers -la gran mayoría mexicanos- y la regularización de 11 millones de inmigrantes, el ‘efecto Biden’ trajo un beneficio directo al tipo de cambio en México al cerrar en 19.61 pesos por dólar, su mejor nivel desde marzo de 2020.

México saluda el fin de la construcción del muro, la iniciativa migratoria en favor de DACA y un camino hacia la doble ciudadanía.

Como escribió el presidente (Andrés) López Obrador hace unos años al ahora presidente Joe Biden, los puentes abren paso a la cooperación y al entendimiento”, tuiteó ya por la noche de ayer el canciller Marcelo Ebrard para celebrar las medidas de Biden.

P