El Senado de Estados Unidos aprobó este domingo el nuevo plan del presidente Joe Biden para combatir el cambio climático y fortalecer la salud de los estadounidenses, con un presupuesto histórico de 430 mil millones de dólares.

A 100 días de las elecciones legislativas en Estados Unidos, por el voto de la mayoría de senadores demócratas, se aprobó la inversión de 64 mil millones de dólares para el área de salud y 370 mil millones de dólares para el cambio climático.

Ha requerido muchos acuerdos. La Cámara de Representantes debería aprobarla lo antes posible y estoy deseando firmarla para que se convierta en ley”, celebró Biden, tras 18 meses de espera por esta reforma, a través de un comunicado oficial, según da cuenta la agencia AP.

La inversión multimillonaria para combatir el cambio climático busca que Estados Unidos reduzca hasta en un 40 por ciento la emisión de gases de efecto invernadero antes del año 2030

Joe Biden celebró este domingo, desde la Casa Blanca, la aprobación del Senado a su plan contra el cambio climático.

Para impulsar la reducción de combustibles fósiles y apostar por las energías limpias, el gobierno de Biden otorgará hasta un 30 por ciento del costo de los paneles solares para el hogar o negocios y 7 mil 500 dólares en créditos fiscales para quienes adquieran automóviles eléctricos.

A esta nueva ley se suman reformas que buscan regular el costo de los medicamentos además de implementar nuevos impuestos a los corporativos transnacionales (cobrando un 15 por ciento más a quienes superen ganancias por más de mil millones de dólares anuales), sin descuidar el otorgamiento de créditos fiscales a las grandes empresas que migren hacia el uso de energías limpias.

De acuerdo a los cálculos de la Casa Blanca estas reformas van a contribuir a generar al menos 258 mil millones de dólares en ingresos federales durante los próximos 10 años.

En abril de 2021 durante la cumbre internacional por el Día Mundial de la Tierra, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció que su país disminuirá entre un 50 a un 52 por ciento las emisiones de gases que están dañando al planeta.