Manuel Bartlett alcanzó fama de cínico durante la elección presidencial de 1988 cuando Carlos Salinas de Gortari se impuso por un fraude a Cuauhtémoc Cárdenas. Su frase “Se cayó el sistema”, para justificar el fraude se volvió parte de la historia negra de México.

Manuel Bartlett enfrenta hoy 21 denuncias por las presuntas irregularidades en su declaración patrimonial; empresas y propiedades millonarias no reportadas forman parte de la investigación que la Secretaria de la Función Pública (SFP) tiene en curso.

Ayer la senadora panista Xóchitl Gálvez Ruiz, cuestionó a Irma  Eréndira Sandoval, Ballesteros titular de la SFP, durante su comparecencia ante la Comisión de Anticorrupción, Transparencia y participación Ciudadana del Senado.

La investigación en torno a Bartlett deriva de que no transparentó en su declaración patrimonial sobre 25 propiedades y 12 empresas a nombre su pareja Julia Elena Abdala Lemus, y sus hijos

Aunque AMLO ha salido públicamente a defender a Bartlett, la SFP inició las investigaciones tras diversas denuncias formales contra el ‘funcionario incómodo’ que es titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)

¿Cómo va la investigación?, ¿se obligará a Bartlett a que declare lo que omitió?, ¿se le sancionará? ”, inquirió la Senadora Gálvez.

El proceso contra Bartlett deriva de dos investigaciones periodísticas donde se da cuenta de las propiedades millonarias no declaradas, además de la conformación de empresas, tampoco reportadas, de la familia Bartlett-Abdala.

Le agradezco mucho que, con su investidura de Senadora, se haya tomado la molestia de venir, incluso en bicicleta, a poner la denuncia, pero es una investigación que acumula 21 denuncias, la más reciente se presentó el 30 de septiembre pasado (…)

Lo único que le puedo decir es que es un proceso abierto, un proceso que exige mucha responsabilidad de mi parte de manera institucional y mis posiciones, mis convicciones, mis creencias, mis opiniones no ayudan, sino que perjudicarían una investigación de esa importancia política en curso”, respondió Sandoval.

Tras la comparencia, Gálvez volvió al tono irónico y frontal para resumir sobre el conflicto.

“Si camina como pato, nada como pato, pues es pato (…) O sea la señora Abadla es concubina del señor Bartlett, que no se haga ‘güey’ y que declare lo que debe de declarar”, espetó al Senadora panista a quien caracteriza la estridencia.

En sus comentarios finales la titular de la SPF aseguró que se está trabajando para “llegar al fondo” del asunto.

Vamos a llegar hasta las últimas consecuencias en esta investigación (…) En la Función Pública ya no hay intocables ni siguen existiendo perseguidos políticos”, aseguró Sandoval Ballesteros.