La Oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU ha presentado un avance del duro informe donde denuncia los abusos de torturas y ejecuciones cometidos por el régimen de Nicolás Maduro.

Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, mencionó que están documentadas ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad. El uso excesivo de la fuerza, malos tratos y tortura, detenciones arbitrarias, amenazas e intimidaciones y homicidios, son parte de la política de terror impuesta por Maduro.

Estoy profundamente preocupada por la magnitud y la gravedad del impacto en los derechos humanos de la crisis actual en Venezuela, la cual es también un factor de desestabilización en la región (…)

Mi oficina documentó numerosas violaciones de derechos humanos y abusos cometidos por las fuerzas de seguridad y grupos armados progubernamentales“, alertó Bachelet en un informe que da la vuelta al mundo.

En el informe se expone, según testimonios de venezolanos afectados, que 2018 las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional asesinaron al menos a 205 personas; y en enero de 2019 a otras 35 personas

Durante los allanamientos ilegales a las casas realizadas por las FAES, posteriormente informan de la muerte como resultado de un enfrentamiento armado, aunque testigos informan que las víctimas estaban desarmadas. Las víctimas vivían en barrios pobres y participaron en protestas antigubernamentales. Me preocupan especialmente los informes que indican que estas operaciones son una forma de represalia e intimidación“, remarcó Bachelet.

La Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, con un equipo de especialistas, investigó lo que ocurre en Venezuela, donde la protesta pacífica y la disidencia han tenido consecuencias graves como la persecución y la represión.

Para la ex presidenta de Chile, el régimen de Maduro debe evitar la criminalización de la protesta y no perseguir a quienes están dando sus testimonios a la ONU sobre lo que ocurre en el país envuelto en una crisis política-económico-social que el gobierno se niega a reconocer.

Además de los abusos policiacos y la violación a los derechos humanos los avances del informe refieren una precaria situación en materia de salud, falta de alimentos, agua y gas natural, además de los problemas de transporte público y la hiperinflación.

En resumen, Bachelet expone sin cortapisas que la terrible situación que vive Venezuela es causa de la protesta social.

Como resultado directo de esta profunda crisis de derechos humanos, más de tres millones de personas han huido de Venezuela en busca de alimentos, atención médica, trabajo y protección“, ha dicho la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU.

El gobierno de Nicolás Maduro, a través de su embajador en la ONU, ha rechazado el informe de Bachelet. Y acusa que las ejecuciones extrajudiciales existan en Venezuela.

Los actos violentos y criminales son promovidos por un sector de la oposición financiado desde el exterior“, dijo Jorge Valero tras remarcar que el informe está influido por una “falsa campaña mediática internacional“.

  • Foto: Reuters