La violencia contra los periodistas en México lejos de diluirse con la llegada de Andrés Manuel López Obrador, se ha incrementado. Ayer asesinaron a golpes y balazos a otro más. Van site y contando.

El Mecanismo de Protección a Periodistas en México es una burla. Pese a contar con un botón de seguridad que le entregó el gobierno federal, tras las constantes amenazas de una alcadesa de Morena, Francisco Romero fue asesinado a golpes y balazos ayer en Playa del Carmen.

Bajo el gobierno de AMLO suman ya 7 muertes de periodistas, lo que convierte a su mandato en el más sangriento, y omiso, pues el Presidente no se ha pronunciado al respecto ni ha hecho nada para mejorar la seguridad de quienes reciben amenazas, paradójicamente, en muchos casos, de la propia autoridad, como en el caso de Romero u otros periodistas que han sido asesinados bajo la supuesta protección del mecanismo federal.

Este es el segundo asesinato este año de periodistas que supuestamente cuentan con el apoyo del Mecanismo de Protección a Periodistas. Un mecanismo que ha resultado ser una burla vil, aún con AMLO en el gobierno. En repetidas ocasiones organismos internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Reporteros sin Fronteras (RSF), la ONU, Artículo 19 o CPJ le han reclamado al Presidente de México su indiferencia ante los crímenes, exigiendo mejore los mecanismos de protección. Reclamos que llegan a oídos sordos.

La cobertura es insuficiente para garantizar la protección de los periodistas. Seguimos esperando una política contundente e integral de parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador“, aseguró ayer Jan-Albert Hootsen, representante en México del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés), en una declaración al diario El País.

Francisco Romero dirigía el portal de noticias de nota roja ‘Ocurrió Aquí’, luego de haber trabajado para diversos medios y el semanario ‘Playa News’ –con dos editores asesinados en 2018-

Laura Beristain, alcaldesa morenista de Solidaridad, tenía amenazado al periodista por criticar constantemente su gobierno.

De acuerdo a información de medios locales Romero, a quien conocían cómo el Ñaca, Ñaca, fue encontrado la mañana del jueves junto a su motocicleta en un estacionamiento del bar La Gota; presentaba golpes y un balazo.

Romero había denunciado constantes amenazas de la morenista Laura Beristain Navarrete, presidenta municipal de Solidaridad, Quintana Roo. La Fiscalía General del Estado corroboró este dato a través de un comunicado oficial, según da a conocer el portal local La Palabra del Caribe, tras la denuncia que Romero presentó el pasado 12 de abril contra Beristain, a quien responsabilizó de lo que pudiera ocurrirle.

Apenas un mes antes de esta denuncia, el 7 de marzo, los policías municipales de Solidaridad lo detuvieron por decirles ‘no sean corruptos’, al atestiguar el momento en el que un agente le exigía 500 pesos a una persona para no ser detenida por una falta administrativa.

Los policías municipales lo arrestaron, esposándolo con violencia, como se puede ver en varios testimonios videograbados”, refiere el portal La Palabra del Caribe.

Apenas el 11 de abril pasado Romero denunció a través de sus redes sociales –en un vídeo en vivo a través de Facebook- que fue víctima de un ‘levantón’ por sujetos armados por denunciar constantemente los actos de corrupción en el municipio de Solidaridad

El periodista Francisco Romero, uno de los más populares en Playa del Carmen, criticaba constantemente al municipio de Solidaridad y su Alcaldesa.

Dos sujetos descendieron de la camioneta y uno de ellos flaco con un revólver en la mano me dijo que me subiera y no me pasaría nada, por lo que otro más ya estando arriba me amarró y me vendó los ojos al igual que mis manos con una soga de tendedero, por lo que desde ahí solo sentía que me traían paseando, al mismo tiempo que me golpeaban en mi estómago y cara frecuentemente.

Uno de ellos, creo el que iba manejando, dijo que solo es el susto que no se les vaya a pasar la mano con el puto Ñaca Ñaca, por lo que al mismo tiempo me decían que yo le bajara de huevos a mis notas y que solo me dedicara a ver puros accidentes, y que esto solo era la última advertencia, porque para la otra no la contaba. Perdí la noción del tiempo hasta que aparecí por la colonia InHouse, en donde un desconocido me prestó su cel y asi pude comunicarme con Belice, mi esposa, y ella me fue a buscar discretamente”, es parte de su declaración ante la Fiscalía General del Estado.

En 2019 México es el país más letal en el mundo para ejercer esta profesión. Bajo el mandato de seis años de Enrique Peña Nieto 47 periodistas fueron asesinados (en promedio ocho por año); en cinco meses del gobierno de AMLO ya van siete (un ritmo casi al doble que con Peña Nieto).