México es uno de los países más violentos y peligrosos para los activistas que defienden los bosques, la tierra, el medioambiente. Con el asesinato de Arnulfo Cerón Soriano ya suman 14 los defensores de la tierra que han matado en México en 2019.

Arnulfo Cerón Soriano, dirigente del Frente Popular de la Montaña, en Guererro, desapareció desde el 11 de octubre. Ayer fue encontrado en una fosa. Tenía diferencias serias con el alcalde de Tlapa, el morenista Dionicio Pichardo García, según acusa el Centro Tlachinollan.

En una reunión este año, el Presidente municipal de Tlapa, (el morenista Dionicio Merced Pichardo García), exhibió a Arnulfo asegurando que él estaba en la nómina del gobierno anterior y que su protesta era porque quería seguir cobrando. Desde entonces inició una campaña de desprestigio contra él y el Frente, de no querer creer en su lucha, se les denostó”, dijo Abel Barrera, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, en entrevista al portal Sin Embargo.

Barrera refirió que el activista exigía al Alcalde de Tlapa transparencia en el uso de los recursos públicos y concretar las obras que la pasada Administración prometió a los pobladores del municipio por lo que había constantes tensiones entre ambos.

Amnistía Internacional ha documentado, hasta septiembre, el asesinato de al menos doce personas que defendían la tierra, el territorio y el medio ambiente en México, de los cuales el 80 por ciento son indígenas, según denuncia la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales (MOCAF).

Arnulfo Cerón era defensor de los derechos humanos, de los comerciantes y de los pueblos indígenas de la región de la Montaña Alta de Guerrero y también apoyó la lucha de los familiares de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa

Arnulfo Cerón Soriano, tenía serias diferencias con el alcalde morenista de Tlapa, Guerrero quien inició una campaña de desprestigio contra el activista.

La oenegé Global Witness señala a México como uno de los 10 países más peligrosos para los defensores de la tierra, pues de los 164 líderes asesinados en 2018, se registraron 14 asesinatos en este país; casi un 10 por ciento del total global.

Mientras que un informe del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), en cuyas estadísticas se incluye a personas defensoras de los derechos de la tierra, identificó 49 ataques contra activistas en México, de lo cuales 21 son homicidios.

El fiscal general de Guerrero, José Zuriel, informó que el cuerpo de Arnulfo fue localizado en una fosa cercana a la carretera Tlapa-Metlatónoc, y a la fecha hay seis sospechosos que han sido detenidos como probables responsables.

Amenazan a defensora de los bosques en Oaxaca

Irma Galindo Barrios, una medioambientalista indígena defensora de los bosques tuvo que pedir protección en días pasados ante las amenazas de muerte que ha recibido por su labor contra la tala clandestina en los bosque en San Esteban Atatlahuaca, en Oaxaca.

Tras ser incendiada su vivienda y desaparecer desde el pasado 10 de noviembre, se especuló sobre su posible muerte. Aunque ayer familiares de la llamada “Princesa Mononoke oaxaqueña” fueron informados de que está sana y salva bajo protección de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos.