El poder del chavismo y el gobierno de Nicolás Maduro vuelve a instaurarse totalmente en Venezuela con la derrota del líder opositor Juan Guaidó y otros líderes opositores al gobierno en turno en las elecciones legislativas de diciembre pasado.

La nueva Asamblea Nacional está conformada mayoritariamente por diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados, quienes ocuparán 256 de los 277 escaños. El parlamento anterior contaba con 112 diputados de oposición.

Juan Guaidó se declaró en rebelión e instauró un parlamento alterno, conformado por antiguos diputados que concluyeron oficialmente su mandato de cinco años, aunque con 20 diputados opositores menos que le han retirado el apoyo tras ser involucrado en tramas de corrupción.

Tengo inmensa fe en la nueva Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, en sus diputadas y diputados. Juntos daremos un gran salto hacia la recuperación de la economía, la reconciliación y la defensa de la Paz nacional”, tuiteó ayer el presidente venezolano Nicolás Maduro, quien ahora tiene todo el poder tras varios intentos por parte de Guaidó para echarlo, incluido un fallido alzamiento con apoyo de militares rebeldes ocurrido en abril de 2019.

Los nuevos diputados que conforman la mayoría y son parte del partido oficial dominante, ingresaron al Palacio Legislativo portando imágenes del prócer Simón Bolívar y del ex presidente Hugo Chávez que han vuelto al recinto que estuvo en manos de la oposición por cinco años

La imagen del ex presidente Hugo Chávez ha vuelto a ser colocada en la Asamblea Nacional, luego de ser retirada en 2016 con el triunfo de Juan Guaidó y la oposición chavista.

El ex ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, es ahora el nuevo presidente del Poder Legislativo en Venezuela, y como vicepresidenta, Iris Varela, ex titular del Servicio Penitenciario. Los nuevos diputados estarán el poder hasta el año 2026.

Ayer, al instalar un poder legislativo alterno Juan Guaidó apeló a que esto obedece a que se dará una “continuidad administrativa” tras desconocer los resultados electorales de diciembre por considerar que hubo fraude. Algo que fue declarado nulo por la Suprema Corte de Justicia de Venezuela.

Hagamos realidad este 2021 (…) lograr la transición a la democracia en Venezuela (…) Las transiciones se construyen y la hemos estado construyendo, con la capacidad de la mayoría, con nuestros aliados internacionales”, declaró ayer Guaidó, quien obtuvo en 2019 el reconocimiento de 50 países como presidente interino de Venezuela tras una crisis político-social luego de la reelección, también considerada como fraudulenta, de Nicolás Maduro.

Aunque el liderazgo de Guaidó como líder opositor se ha visto mermado por estar involucrado en diversas tramas de corrupción, algunas expuestas ampliamente en días pasados por medios como The Washington Post.

Para evitar manifestaciones, previamente convocadas por Guaidó, el gobierno de Maduro decretó una ‘cuarentena radical’, que aplica desde el 3 y hasta el 10 de enero, con restricciones totales de movilidad en las calles, justificando el avance de la pandemia de Covid.

INFORME