El presidente Andrés Manuel López Obrador arremete ahora contra judíos y católicos que le reclaman porque su política de ‘abrazos no balazos’ contra el crimen organizado es un fracaso. Para él la seguridad en el país es un “éxito”, aunque haya 122 mil muertos ya bajo su gobierno.

AMLO ha caído en un discurso autoritario y hostil contra quienes le señalan sus fallas para frenar la violencia. El publicista judío Carlos Alazraki ahora es “hitleriano” y la Iglesia Católica, con sus sacerdotes jesuitas, son “hipócritas”.

El sacerdote Luis Gerardo Moro, líder de los jesuitas en México, ha resumido de forma concreta el problema de la política de seguridad de AMLO: “ ‘Abrazos no balazos’ ya es una frase trillada, que más que prestarse al diálogo parece que produce rechazo”, ha dicho el religioso, que pide revisar la estrategia de seguridad en México, en una entrevista para el diario El País.

También, desde la misa de despedida de los sacerdotes de Joaquín Mora Salazar y Javier Campos Morales -asesinados en el interior del templo de la comunidad tarahumara de Cerocahui, Chihuahua, por el narco José Portillo Gil apodado El Chueco-, el llamado de la comunidad jesuita al Presidente de México encendió su ira.

Los abrazos ya no nos alcanzan para cubrir los balazos. Respetuosamente pido, pedimos, señor Presidente de la República, revise su proyecto de seguridad pública, porque no vamos bien, y esto es clamor popular”, dijo el sacerdote jesuita Javier Ávila.

Frente a estos señalamientos, López Obrador no dudo en despotricar ayer contra la Iglesia Católica y sus sacerdotes jesuitas.

¿Qué quieren entonces los sacerdotes? ¿Qué resolvamos los problemas con violencia? ¿Vamos a desaparecer a todos? ¿Vamos a apostar a la guerra? ¿Por qué no actuaron cuando Felipe Calderón de esa manera? ¿Por qué callaron cuando se ordenaban las masacres? Cuando se puso en práctica el ‘mátalos en caliente’, cuando se decía a los altos mandos del Ejército `ustedes hagan su trabajo y nosotros nos encargamos de los derechos humanos´. ¿Por qué esa hipocresía? Eso no se debe permitir a nadie y mucho menos a un religioso, sea pastor de una Iglesia Evangélica o sacerdote católico”, espetó cólerico AMLO, quien es evangelista, en su conferencia de prensa matutina de este jueves.

El reclamo general contra la violencia en México donde ya suman más de 122 mil muertos bajo el actual gobierno de Morena, donde se asesina impunemente a periodistas críticos -ya van 64 en este sexenio- , donde hay más de 100 mil desparecidos, no es aceptado por AMLO que emite discursos triunfalistas y ataca a los que critican sus fallas

La matanza en México no cesa. Bajo el mandato de AMLO ya suman más de 122 mil asesinatos por el narco. La cifra más grande en la historia contemporánea.

También el Presidente de México arremetió contra el publicista judío y colaborador del diario El Universal, Carlos Alazraki, contra quien ha sostenido dos días seguidos de ataques directos por sus críticas ante el fracaso de la política de ‘abrazos no balazos’.

El miércoles iniciaron los señalamientos de López Obrador contra Alazraki a quien culpó de difundir ‘noticias falsas’ para perjudicarlo, además de afectar al nuevo AIFA con ‘falsedades’ a través de su canal Atypical Te Ve, en YouTube. Ese día lo acuso de “hitleriano”, e inmediatamente la comunidad judía en México manifestó su repudio público ante los calificativos de AMLO.

La Comunidad Judía en México rechaza el uso del término hitleriano para referirse a cualquier persona. Toda comparación con el régimen más sanguinario es lamentable e inaceptable”, fue el breve comunicado difundido por Tribuna Israelita, parte del Comité Central de la Comunidad Judía en México.

Para AMLO, Alazraki es una versión contemporánea de Joseph Goebbels, jefe de propaganda de la Alemania nazi de Hitler. De ahí que lo haya calificado como “hitleriano”. Ayer, luego del rechazo de la comunidad judía a sus dichos, el Presidente de México volvió a la carga.

Son excepcionales constructores, gente de trabajo, gente buena, pero eso no quiere decir que toda la comunidad (judía) tenga una especie de patente de corso para poder dañar, afectar un movimiento de transformación nada más por sus ideales, sus pensamientos, su conservadurismo y, repito, su hitlerismo”, arremetió AMLO en su conferencia matutina de este jueves.

Carlos Alazraki no se ha quedado callado y respondió a AMLO con una dura columna en El Universal y un video, donde resume el malestar general contra el talente autoritario y disparatado del Presidente de México.

Le suplico que no me vuelva a ofender con las pendejadas que dijo”, le espetó Alazraki a AMLO en el video de respuesta.