Alejandro Moreno Cárdenas se alza como virtual ganador de la elección para ocupar la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI en el periodo 2019-2023. Le acompañará Alejandra Viggiano como secretaria general

Moreno Cárdenas, mejor conocido como Alito, fue señalado por José Narro Robles –quien abandonó la contienda y la militancia- de ser el “candidato de AMLO” y de entregar el PRI a Morena. El triunfo de Alito se ve ensombrecido además por las acusaciones de fraude que ha hecho la candidata Ivonne Ortega.

Nos sentimos orgullosos de ser priistas. Tenemos trayectoria y una firme convicción de servir a México. Miles de priistas salieron y participaron en nuestro proceso interno. Los priistas salieron a votar en un ejercicio democrático. Se trató de un proceso grande, amplio. Es un partido sólido y grande”,  expresó Moreno Cárdenas, gobernador con licencia de Campeche, al conocer los resultados preliminares.

La Comisión Nacional de Procesos Internos del PRI ha confirmado que ‘Alito’ aventaja a Ivonne Ortega. Mientras que Consulta Mitofsky asegura que Moreno obtuvo el 80.9 % de los votos frente al 15.2 % obtenidos por Ortega

Ivonne Ortega, denunció que la elección fue un fraude.

El triunfo de Moreno se ve empañado por los señalamientos de compra de votos, acarreo de votantes, urnas “embarazadas” y robo de boletas –todos los vicios electorales instaurados por el PRI- , que fueron denunciados por Ivonne Ortega, ex gobernadora de Yucatán, a través de la etiqueta #MilitanteVigilante.

Me reportan una urna ‘embarazada’ en Nuevo Casas Grandes, Chihuahua. A los 15 minutos de haber abierto la casilla la urna ya estaba llena. #MilitanteVigilante”, tuiteó Ortega durante la jornada electoral.

Me reportan acarreo con camiones por parte de la cúpula en Ciudad Acuña, Coahuila. #MilitanteVigilante”, fue otro de los tuits de la candidata.

En junio pasado José Narro Robles, ex rector de la UNAM y ex secretario de Salud, renunció a 46 años de militancia priista y a seguir siendo candidato en la contienda electoral luego de acusar que Alito era el candidato de AMLO, a quien el PRI ya se había entregado. Esta alianza es conocida como el PRIMOR (PRI-Morena).

Por si eso fuera poco, son groseros los indicios de intervención del gobierno federal en la misma dirección. Quien hasta hace unos meses declaraba duramente en contra del candidato oficial, hoy lo anima y lo arropa.

Hay que evitar que las decisiones del PRI las siga tomando el Presidente en turno. Se trata de una farsa que antes de iniciar ya tiene resultado”, expuso Narro Robles en un video.

La elección para ocupar la presidencia el CEN del PRI fue convocada y  organizada por el propio partido, tras declinar pagar por la organización al Instituto Nacional Electoral (INE), con una votación de 6.7 millones de priistas, según el padrón electoral de este partido, en 6 mil 150 mesas distribuidas en todo el país.

El resultado final de la elección será dado a conocer hasta el próximo jueves 14 de agosto.