Alemania enviará una compañía de tanques Leopard 2 a Ucrania, para contribuir a la defensa del país invadido por Rusia en febrero de 2022. Las presiones de la Unión Europea terminaron por hacer ceder al canciller Olaf Schultz.

Al envío de los 14 tanques Leopard 2 de Alemania, se sumará la autorización para que Polonia pueda proveer de otros 14 más a Ucrania, según reveló el semanario alemán Der Spiegel.

La petición de los tanques militares más modernos del mundo la hizo oficialmente el presidente ucraniano Volodimir Zelenski la semana pasada durante su videoparticipación en el Foro de Davos. Aunque Alemania se resistió desde un inicio -para evitar que Rusia tenga motivos para extender el conflicto armado, como amenaza ante la entrega de armas de los aliados a Ucrania-, finalmente ha terminado por ceder.

El Ministerio de Polonia anunció la semana pasada en Twitter que sólo estaba esperando la autorización de Alemania -un proceso obligado parta todo país que compre los vehículos militares alemanes- para enviar tanques 14 Leopard 2 a las tropas de Ucrania. Algo que ya fue autorizado este martes.

Finlandia está solicitando también autorización a Alemania para enviar sus tanques Leopard 2 a Ucrania, algo que podrían hacer en breve otros países de la OTAN tras liberarse el primer permiso para Polonia; se estima que hay 2 mil Leopard 2 en Europa

Ucrania asegura que con los Leopard 2 alemanes podrá ganar la guerra a Rusia.

En Estados Unidos, la administración de Joe Biden está ultimando los planes para enviar a Ucrania tanques M1 Abrams, de fabricación estadounidense, y podría hacer el anuncio esta semana, según declararon tres funcionarios familiarizados con las deliberaciones a la CNN.

Mientras que el Reino Unido ya anunció esta semana que enviará 12 de sus tanques Challenger 2 a Ucrania. 

Viacheslav Volodin, presidente de la Duma o Parlamento de Rusia, ya amenazó con extender la guerra fuera de Ucrania si los aliados de la OTAN siguen armando al país.

Los suministros de armamento ofensivo al régimen de Kiev conducirán a una catástrofe global (…) Con su decisiones, Washington y Bruselas llevan al mundo a una guerra terrible (…) una tragedia de magnitud mundial que destruirá a sus países”, advirtió Volodin este fin de semana, desde su cuenta de Telegram, según registra la agencia EFE.

Por lo pronto Rusia ha incrementado la producción de drones para continuar los ataques contra Ucrania.