Cínico y directo, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, quien ahora apoya a Morena en la militarización de la Guardia Nacional (GN), niega que su nueva postura afecte al partido que ha hundido y a la alianza opositora Va por México.

¿Romper la coalición? ¿Quién gana?, ¿va a ganar el PAN solo?, ¿va a ganar el PRD solo? Es un tema no sólo matemático, es un tema estratégico”, expuso Moreno en conferencia de prensa luego que se anunció la suspensión ‘temporal’ de la alianza Va por México, por Marko Cortés, dirigente nacional del PAN.

El polémico líder priista, acusado de corrupción y enriquecimiento ilícito con carpetas de investigación en la Fiscalía General de Campeche y la Fiscalía General de la República (FGR), negó además haber pactado con el presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido Morena, para apoyar la militarización del país.

Si con la iniciativa que presentamos se salva una vida, habrá valido la pena. No será el PRI quien deje a las familias mexicanas contando a sus muertos. Todos en México estamos cansados de la inseguridad”, enfatizó Alejandro Moreno tras defender la postura que le ha llevado a quedar fuera de la alianza opositora, por el momento.

Ayer el dirigente nacional del PRI fue tendencia nacional en las redes sociales, donde fue acusado de “traidor”, “corrupto”, y de haber pactado con AMLO y Morena para evitar ir a prisión luego de ser exhibido permanentemente -a través de audios- por la gobernadora de Campeche, la morenista Layda Sansores.

La Gobernadora Sansores anunció ayer que ya no continuaría exhibiendo nuevos audios de Moreno, luego de haber difundido más de una decena de audios en donde el dirigente nacional del PRI ‘da clases’ sobre cómo lavar dinero, sobornar a medios, atacar a periodistas, hacer saber que tiene en su poder ‘packs’ de diputadas del PRI, entre otros delitos y actos de corrupción.

La Guardia Nacional no está lista para enfrentar los desafíos actuales en materia de seguridad, por eso es necesario ampliar el apoyo que le brinda el Ejército. ¡No podemos regatearle al pueblo de México la seguridad!”, tuiteó Alejandro Moreno horas luego de fijar postura en favor de la militarización.

Desde la Cámara de Diputados el PRI está impulsando una reforma para que la presencia del Ejército en las calles del país, en labores de seguridad civil, se prolongue hasta el año 2028; mientras que en el Senado, legisladores del mismo partido anuncian que votarán en contra

El secretario de Gobernación, Adán Augusto López, y Alejandro Moreno, diputado federal y dirigente nacional del PRI, se abrazaron ayer luego que el priista salió a defender la militarización del país que impulsan Morena y AMLO.

Usted parece que está pactando. Se está señalando al PRI de ceder con Morena y el Presidente a sus presiones, ¿no le pega a usted, en su credibilidad al partido?”, le cuestionó ayer una reportera a Moreno durante su conferencia de prensa.  

El dirigente nacional del PRI, quien más tarde abrazaría al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien le susurraba al oído, negó haberse entregado a Morena.

Nada más fuera de la realidad (…) Yo no tengo nada que esconder, nada que pactar (…) tengo la cabeza siempre tranquila, estoy firme y estoy convencido de que la única forma es trabajar juntos y en equipo. Si algo tenemos es que hemos honrado nuestros compromisos, nuestra palabra. Para todos queda claro que el ataque que nos han hecho y nos han perseguido políticamente es a raíz de nuestras votaciones y nuestras posiciones”, respondió Moreno a la reportera.

Aferrado al poder pese a los escándalos y las peticiones de diversos líderes priistas inconformes con su actuación, Alejandro Moreno decidió cambiar en julio pasado a los integrantes del CEN del PRI, sumando a 8 exgobernadores para afianzarse.

“A mí no me van a quebrar con sus grotescas y burdas campañas de odio; lo he dicho y lo repito: ¡PRIMERO MUERTO, ANTES DE CEDER ANTE ESTA DICTADURA QUE INTENTAN INSTAURAR!”, tuiteaba Moreno el mes pasado.

Y aunque PAN y PRD salieron -obligados por ser parte todos de la alianza Va por México- en defensa del dirigente nacional del PRI para convalidar su reclamo de ser un “perseguido político”, al final Moreno decidió perseguir su interés particular.  

Ya no van a hablar más de Alejandro Moreno porque ya llegaron a un acuerdo (junto con Adán Augusto  para aliarse PRI y Morena y dejar al Ejército en las calles por 4 años más… El Jaguar logró su objetivo… Asustaron a Alito”, ironizó ayer el exgobernador priista y excandidato presidencial Roberto Madrazo. Otro polémico priista con una larga data de corrupción.

En 2018 Alejandro Moreno recibió a un PRI con 12 gubernaturas (Sonora, Sinaloa, Coahuila, Zacatecas, San Luis Potosí, Hidalgo, Tlaxcala, Estado de México, Colima, Oaxaca, Guerrero y Campeche), 13 escaños en el Senado y 50 en la Cámara de Diputados.

En 2022 el PRI apenas cuenta con las gubernaturas de Coahuila, Durango -en alianza con PAN y PRD- y Estado de México, mantiene 13 escaños en el Senado, aunque creció a 69 diputados en la Cámara de Diputados.