México está en la mira internacional por el abuso de la fuerza pública.

Luego del asesinato de Giovanni López a manos de policías de Jalisco, la ONU-DH México alerta que ha recibido información sobre más casos de abusos policíacos durante manifestaciones recientes en al menos cuatro estados. Suman más golpizas y asesinatos.

La ONU-DH recibió información preocupante sobre actuaciones policíacas contrarias a estándares internacionales sobre uso de la fuerza durante recientes manifestaciones en varias localidades de México: Tijuana, Guadalajara, San Luis Potosí, CDMX, Puerto Morelos, entre otros”, tuiteó la Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH).

La semana pasada, durante las protestas en la Ciudad de México por el asesinato de Giovanni López, policías golpearon brutalmente a patadas en el rostro a una menor de edad indefensa en el piso. Como resultado dos de los policías participantes han sido detenidos.

Apenas esta semana se reportaron dos nuevos casos de brutalidad policiaca en México: una agresión y abusos de policías a dos jovencitas en Ciudad Neza y el asesinato a tiros de un menor de edad por un policía del municipio Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca.

Los nuevos casos de abusos policíacos, sobre los que reporta la ONU-DH, además de Jalisco, se han presentado en Baja California, San Luis Potosí, Quintana Roo y la Ciudad de México

En Oaxaca se han generado protestas esta semana por el asesinato a tiros de Alexander, a manos de un policía municipal.

En el caso de las jóvenes de Ciudad Neza, Alexia y Johany, fueron detenidas por caminar en la madrugada con abuso de autoridad para luego ser golpeadas por policías municipales, según se evidenció con un video. Las autoridades policiales aseguran que las mujeres hacían escándalo y por ello las detuvieron, para luego ser liberadas tras pagar una multa.

Otro de los casos que ha puesto la mira sobre las policías municipales, es el de un joven de 16 años que vivía en Estados Unidos y que fue abatido a tiros por un policía municipal durante su visita al municipio de Acatlán de Pérez Figueroa, de donde era originario. La Fiscalía de Oaxaca informó que el policía responsable ya está detenido, aunque se desconoce la causa de la agresión.

La ONU-DH ha llamado la atención del gobierno mexicano para garantizar la seguridad en todas las protestas o manifestaciones sin recurrir al uso excesivo de la fuerza policíaca, sino aplicar la contención antes que la confrontación.

La defensa de los derechos humanos es un derecho que puede expresarse en manifestaciones públicas pacíficas, según extendió la oficina de la ONU-DH en México, como se ha podido ver en las manifestaciones mundiales donde la genta ha salido a las calles para exigir un alto al racismo y a los crímenes cometidos por policías.

Dada la obligación del Estado de proteger los #DDHH en contextos de protesta, incluidos la vida y la integridad, es fundamental distinguir quienes llevan a cabo acciones violentas de quienes se manifiestan pacíficamente y las personas defensoras de DH y periodistas presentes”, resumió la Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH).

INFORME