Llamarle guerra a la matanza es un eufemismo. La Primera Guerra Mundial cumple 100 años y en Europa conmemoran el día en que iniciaron la pesadilla y los horrores.

La Primera Guerra Mundial dejó una carnicería brutal de personas muertas, diversos estudios e historiadores estiman entre 10 a 31 millones, y más de 20 millones de heridos y mutilados. La gran mayoría eran civiles.

Los últimos cuatro imperios del mundo murieron con ella: el Ruso, Alemán, Austrohúngaro y Otomano

Una imagen actual de uno de los grandes cementerios en Francia, el de La Targette, que muestras arte de los efectos de la matanza.

Cuatro años de matanza sistemática y absurda donde nacieron las trincheras, el gas mortal, las bombas aéreas, los lanzallamas, los tanques de guerra, la ametralladora. Una nueva forma de brutalidad que se refinaría, años luego, con el segundo conflicto.

A 100 años de la Primera Gran Matanza Mundial parece que no hemos aprendido mucho sobre cómo resolver nuestros conflictos.

  • Fotos: Especial