El 29 de noviembre de 1993, la prensa daba cuenta de una huelga acaecida en la antigua URSS. ¿El motivo? una telenovela mexicana.

Simplemente María fue el nombre del melodrama producido por Televisa. Un televisor averiado impidió a los pacientes de una clínica de la población rusa de Anapo, disfrutar de la telenovela mexicana. Esto provocó una huelga organizada por los enfermos del nosocomio.

La producción mexicana era transmitida por la televisión nacional, tres veces por semana, de martes a jueves, en todo el territorio ruso y países ex soviéticos que recibían la señal desde Moscú.

La noticia demuestra los alcances de las producciones culturales mexicanas. La relevancia histórica de una creación artística no se explica, únicamente, en su perfil estético.

La cultura de masas no se minimiza, se estudia y se documentan los resultados. Pugnamos por la historia científica

En el 2012 CONACULTA editó, Mi vida, mis viajes, mis vivencias. Siete décadas en la música de mariachi, libro de la autoría de Miguel Martínez Domínguez, trompetista del Mariachi Vargas, nacido en Celaya, Guanajuato.

En el registro bibliográfico, Martínez da cuenta de su experiencia en la España franquista. Relata que Jorge Negrete y la ANDA, invitaron al Mariachi Vargas a participar de una gira por España. En ese año, 1950, el guanajuatense, Jorge Negrete rodaba dos películas en España: Teatro Apolo y México canta en Sevilla.

El debut de la compañía de Jorge Negrete se dio en el Teatro Tívoli de Barcelona, recinto en el que José Mojica, tenor franciscano, había cosechado éxitos. Viajando en un autobús para 30 personas, se presentaron en ciudades como Alicante y Albacete, artistas españoles, cómicos mexicanos, mariachis nacionalistas y Negrete como estrella. En Jerez de la Frontera trabajaron para la Guardia Civil Española y en Algeciras para el Califa de Tetuán.

En Madrid se encontraron con Roque Carbajo, compositor guanajuatense, autor de Hoja seca. En un sitio de la Gran Vía, Carbajo trabajaba con Los Churumbeles de España. En la capital española también coincidieron con el Trío Calaveras, quienes se disponían a emprender una gira por Portugal e Israel.

Los Churumbeles de España, por cierto, se hacían llamar, Orquesta de Roque Carbajo y sus integrantes pertenecían a la Real Filarmónica de Madrid. La gira de Jorge Negrete culminó en la Plaza Monumental de Toros de Madrid, con la presencia de las hijas de Francisco Franco Bahamonde (1892-1975), admiradoras del artista mexicano.

Fuentes consultadas

“Huelga en ex URSS por ver TV mexicana”, en El Porvenir, 29 de septiembre, 1993. 

Mi vida, mis viajes, mis vivencias. Siete décadas en la música del mariachi, Miguel Martínez, México, CONACULTA, 2012, p.120.

  • Foto: Especial