Ya está aquí el verano.Ya se acabó el cole y la universidad, el fútbol y el baloncesto.

Es comprensible que un año académico o una temporada deportiva duren nueve o diez meses y que haya un descanso para comenzar un nuevo curso. Nuestros representantes también se han ido de vacaciones. Yo agradezco que el Parlamento deje de legislar contra el pueblo durante un tiempo.

De todas formas, hay vacaciones de muchos tamaños. Las de los diputados de España duran dos meses en verano, (en México cuatro) y por navidad otro mes y medio. Tal vez sea casualidad, pero cuando ellos descansan nosotros lo pasamos mejor.

En la tele también es el acabose, retiran series y programas que son sustituidos temporalmente por otros peores. por qué la programación televisiva se deprava aún más estos meses estivales

Sigue habiendo millones de desempleados que no veranean, de los que tienen trabajo, no todos disfrutan de vacaciones en verano. Cada vez, más obreros cobran un sueldo que no alcanza para viajar. En el sector turístico no se descansa y muchísimos parados o estudiantes trabajan precisamente en este periodo de tiempo.

Esta estación es la más larga, casi nadie está ni la tercera parte del verano de vacaciones. Sin embargo, los medios de comunicación se empeñan en hacer parecer que todo quisqui está gozando de la playa al sol. Veranear, para la mayoría, es la mayor parte del tiempo hacer lo mismo que en invierno, pero en manga corta. Aunque sea verano no todos veranean y gran parte pueden hacerlo sólo unos pocos días. Sin embargo, los muchos que se quedan en su lugar pierden el derecho a un transporte público aceptable, a ser atendidos con prontitud por los médicos, a hacer trámites administrativos, a que barran la calle…

Julio y agosto son dos meses del año como los demás, cotizan en la seguridad social y no están libres de impuestos

En las tiendas cobran las compras y suele subir la gasolina. Tendemos a pensar que los demás son todos como nosotros. Algunos de los de arriba, los que toman decisiones y tienen los medios, veranean en julio y agosto. Una parte de la población lo hace, pero se transmite la sensación de que eso lo hacemos todos.

Es como una bacteria que aislada de su medio natural biodiverso se cultiva en un laboratorio. Para ese microbio el mundo es la placa de Petri donde crece y la única especie que la habita es la suya.

  • Foto: Especial