El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL) está en el ‘ojo del huracán’ tras la muerte de cinco jóvenes trabajadores en el Módulo de Desbaste de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales.

A cuatro días de la muerte de Omar Ignacio ‘N’, Juan Antonio ‘N’, Alberto de Jesús ‘N’, Víctor Ricardo ‘N’ y José Salvador ‘N’, jóvenes que murieron en condiciones extrañas, ayer Jorge Ramírez, presidente del Consejo de Administración del SAPAL, aseguró que no usaban equipo de seguridad. Aunque la versión oficial cae en contradicciones.

Fue por cuestiones pues, de alguna forma de mezcla en un ácido sulfihídrico que detonó una nube, totalmente venenosa, que hizo que nuestros compañeros perdieran la vida de manera lamentable, desgraciadamente aunque se les entrega de manera muy puntual el equipo de seguridad, no lo tenían puesto en ese momento y esa fue la razón por la cual murieron (…)

Yo personalmente hablé con las familias para decirles que van a recibir todo lo que les corresponde en términos de acompañamiento, de seguridad, de indemnizaciones y, obviamente, apoyo para los funerales, todo lo que necesiten en este momento“, declaró ayer Jorge Ramírez, presidente de Consejo de Administración del SAPAL, según registra Milenio.

La dependencia municipal leonesa previamente emitió dos escuetos comunicados, uno para confirmar la muerte de los trabajadores, y otro más donde intenta explicar lo ocurrido.

@Sapalleon Tengo casi 40 años y es la primera vez que conozco algo así en #Sapal, un organismo donde se supone corrupción en toda su estructura desde hace años. Algo pasó aquí. P.D. Al boletín le falta empatía y sensibilidad. Hasta abajo le dan importancia a las vidas perdidas”, respondió en un tuit al segundo comunicado del SAPAL, la periodista leonesa y activista en temas anticorrupción, Sheila Garza, integrante del Observatorio Mazatlán.

Los familiares se enteraron de la muerte de los jóvenes por medio de las noticias y no por aviso del SAPAL, para quien laboraban, lo que ha generado repudio hacia la dependencia 

Aspecto de la noche, del pasado 13 de noviembre, en que ocurrió la muerte de los cinco trabajadores en en el Módulo de Desbaste de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales.

En el segundo comunicado la dependencia expone que a las 9:15 de la noche guardias de seguridad reportaron a cinco personas “desvanecidas” en el Módulo de Desbaste. El documento para explicar las causas de la muerte se vuelve incomprensible con la siguiente declaración.

Una vez que realizó sus actividades de investigación y que personal del Ministerio Público liberó el área del siniestro, nuestro personal técnico realizó un monitoreo ambiental de las concentraciones de ácido sulfhídrico en las diferentes áreas de la planta.

“Además, se realizó la revisión de las condiciones de las instalaciones de la dosificación del químico, no encontrando ninguna anomalía tanto en tanque de almacenamiento, tuberías de distribución y equipo de dosificación.

Los resultados anteriores permiten suponer que se generó una alta concentración de gases tóxicos en un área abierta, es decir al aire libre dentro de las instalaciones (sic)”, se intenta explicar sobre la presencia de un gas que literalmente huele a ‘huevo podrido’ y que no fue detectado por nadie.

Medios de comunicación, como el portal Soy Barrio, reportan que los jóvenes dejaron de tener comunicación con sus superiores entre las 7 y las 8 de la noche, mientras que el SAPAL asegura que fue hasta las 9:15 de la noche cuando guardias de seguridad se dieron cuenta de que había personas “desvanecidas” en el lugar.

Además que los bomberos que acudieron al lugar del siniestro reportaron que sus botas se deshicieron, literalmente, al entrar en contacto con un químico en el que yacían los cuerpos de los cinco jóvenes.

Lamento el fallecimiento de 5 colaboradores de @Sapalleon, nuestro total apoyo a sus familias ante tan lamentable hecho y toda la colaboración de la institución para determinar las causas”, fue el tuit emitido por el alcalde Héctor López Santillana, la única autoridad que ha mostrado su empatía pública con los familiares de las víctimas.

Mientras el comunicado del SAPAL ha encontrado repudio en muchas personas, familiares y amigos de las víctimas.

En respuesta a  @hlsantillana y @Sapalleon 5 muertes no es accidente… En una falta a los protocolos, capacitación o atención a los códigos de seguridad. Reflejo de la actual situación de la institución. ¡¡No es sentimiento por, es corresponsabilidad de esas muertes!!!”, tuiteó irritado el empresario y columnista político Adolfo Pons de la Garza.

  • Fotos: Especial

 

Poder