El periodista leonés Manuel García Gallegos falleció ayer víctima de Covid-19. Tenía 60 años de edad. Al ser amigo de esta casa editorial expresamos a su familia nuestras condolencias y deseamos pronto alivio a su pesar.

La muerte de Manuel García Gallegos,‘Gallo’, ha llenado las redes sociales de condolencias y recuerdos sobre su carácter, oficio y anécdotas de periodistas amigos que han expresado su pesar.

García Gallegos inició su carrera en 1980 en el diario El Sol de León, fue Jefe de Información de El Heraldo de León, y también trabajó en los diarios Noticias Vespertinas y Correo

Y pues de repente se apagó tú luz, nos habían dicho que estabas delicado pero que estabas respondiendo bien al tratamiento. Y de repente nada, tu cuerpo se cansó de luchar, no quiero pensar que te sentiste solito, espero que hayan estado tu mamá y tu papá para recibirte, tus hermanos, mi mamá a la que querías tanto y mi papá también. Te digo que nos vemos más adelante, ayúdanos xq aún tenemos familia chica y todos nuestros hijos y nietos que te adoran. pasé más de 30 años a tu lado, con altas y bajas, alegrías y tristezas, estuviste a mi lado ante la trágica muerte de mi mamá. Y seguimos adelante, gracias por tu amor y dedicación a tu familia. Cómo siempre te lo dije: eres un chingonazo, pasaste de escribir a dos dedos en friega en las máquinas del Sol de León a tener que aprender del Telegram, y todo lo que iba surgiendo, nunca te rendiste, ni en tus últimos minutos. Me haces falta, son muchos años de compartir tantas cosas, alegrías, nacimientos, risas, y todo lo que implica el vivir; le haces falta a tus hijos: Abraham, Manolo, Manny, César y Fer y a tus nietos Yamila, Xiomara, Verito, Jimena, Pablo y la bebé que viene en camino tu guía, tus consejos, tus regaños, tu amor, siempre te quisieron más a ti que a mí. Fuiste forjador de muchos profesionales del periodismo, quien lo reconoció Dios lo bendiga, quien no también. Como me decías: te amo más allá de la luna y las estrellas. Y siempre fuiste bien correspondido. Vuela libre, sin sufrir, vuela y alcanza la luz para que trasciendas y esperes por mí.
Manuel García Gallegos  26/05/60 – 28/07/20”, es el último mensaje escrito por su esposa en su muro de Facebook.

 

Reacciones de amigos cercanos

Francisco Mares (periodista)

Gallegos.

Nunca compartí una redacción con Manuel García Gallegos ‘mi líder espiritual’ -el apelativo lo puse yo al mote compartido que inició él-. Si acaso de manera tangencial el tiempo breve que escribí la columna política dominical de ‘El Sol de León’, diario en el que con ires y venires él hospedó el tiempo grueso de su vocación. No ha mucho, el muy… Gallegos, renunció cuando llegué a hacerme cargo de la información en ‘El Heraldo de León’. En el ejercicio, en cambio, caminamos juntos muchas, muchas veces, muchos, muchos años. Fuimos de puerta en puerta en las agencias del Ministerio Público de trámite, como reporteros de nota roja. Nos apercibimos como tales a innumerables escenas de crimen. Vimos demasiado. Sabiamos no tanto. Dicen que nos vieron sentados a la mesa en ruedas de prensa de los políticos en turno. Menos insulsas que ahora, sí. Del CDE del PAN con Pablo Alvarez Padilla, en unos altos del jardín principal que hoy son una cervecería; del CDM del PRD, con Agustín Cortés Gaviño, en ‘El Ahuizote, afiladas las ideas a sorbos de café. Supe que escribía para un portal del sur del estado. Ya escalaban fuera de control estos tiempos malos. No me parece muy buena idea, le dije al primer encuentro banquetero. No, no es, coincidió él. Así eran nuestros diálogos ocasionales. Banqueteros. En las calles del centro histórico generalmente. Algún café de manera esporádica. Un par de cigarros acaso en estos, uno solo en los anteriores. En alguna taberna de León de cuyo nombre no quiero acordarme, estuvimos de tragos la tarde aquella al cierre de los 80’ que desembocó un par de días despues en mi ida del am -en circunstancias que no suelo compartir y no haré ahora, por supuesto-. Siempre lo culpé, claro. Me entero aquí por Ramiro Muñoz que ‘Gallegos’ murió. Aun no seca la tinta del recuerdo pergeñado a su hermano Francisco. Maldita sea. Nos deja Gallegos. Un reportero que conocía los trucos. Nadie necesita más. Suerte, líder…”.

 

Federico Velio (periodista y académico)

En 1978 lo conocí en la Prepa Oficial de León. Al verme inquieto por la política estudiantil, me prestó libros y me platicó de otras posibilidades políticas e ideológicas. Y ahí me fui forjando.En 1986, yo estaba a punto de retornar a la ciudad de México. Los impulsos de juventud y esa nueva ideología me cerraban puertas en León por ser “rojillo”.

“Y un día que estaba en la plaza principal, con ese grupo de amigos periodistas que jugaban ajedrez y departían con una cerveza de por medio, lo reencontré y me echó la mano. Me llevó ante don Alfredo Contreras y ahí me contrataron para reportero de guardia. Mientras que el mismo don Alfredo, así como Javier González y me guiaban y enseñaban en las lides estilísticas del periodismo de nota roja. él me enseñaba cómo abordar a la fuente, dónde podía brotar la noticia y cómo acercarse a la gente en medio de una tragedia para conseguir lo que nos gustaba: el lado humano de la noticia.

“Hombre de vida sencilla, teníamos amistades en común y alguna vez comí en su casa. No llegamos a departir mucho pese a la amistad desde la adolescencia.Pasó el tiempo. Él siguió en la talacha reporteril y yo anduve en otras lides. Cuando casualmente nos saludábamos, platicábamos de política y a veces debatíamos. Eran discusiones de forma, pues en el fondo compartíamos la misma ideología.

“Nunca tomé importancia a que habiendo sido él quien me enseñara secretos del oficio periodístico y quien me ayudó a conseguir empleo en una ciudad donde ser de izquierda no solía ser bien visto, me llamara “jefe”. Hoy entiendo que el jefe era él. Hasta siempre, camarada Manuel García Gallegos”.

 

Francisco Picón (periodista)

Me entero de la muerte de mi gurú y gran amigo Manuel García Gallegos. No puedo entender mi vida sin los consejos que alguna vez me dio en medio de tantas jornadas de cobertura en Prevención Social. Te voy a extrañar ‘Cabroun’ ” .

 

Manuel Mora (periodista y comunicador social)

Solo diré que Manuel García Gallegos me ayudó mucho cuando empecé a reportear, y yo le ayudé todo lo que pude después. Él sabía que el mundo da muchas vueltas, y supo estar siempre en el lado correcto. Sincero conmigo toda la vida, nunca hipócrita. Lamento profundamente su muerte”.

 

 

BICI