En la agenda de León se ha colocado una de las ferias industriales más importantes del mundo, una Expo que trae lo más novedoso de la revolución mental que no solo evoca a la ciencia ficción sino, que procura hacer más productivos a los sectores industriales.

Con la expectativa de generar 400 millones de pesos en la región y convertirse en un evento que se arraigue en la ciudad, el pasado miércoles se consolidó la llegada de un evento realizado en conjunto con la Hannover Messe y la ciudad de León.

Y en su primer día, la ciudad cumplió las expectativas de los visitantes quienes encontraron en el municipio “a gente muy amigable y con mucho optimismo, León es una de las ciudades a las que me gustaría llegar para vivir”, según dijo Klaus Cöester, quien llegó desde Alemania como parte del staff de una empresa de mecatrónica para armar un prototipo de brazo biónico.

La Industrial Transformation México, un evento de la Hannover Messe es la feria de la tecnología más importante a nivel mundial, por tres días hizo escala en México, país con un potencial industrial, en León, Guanajuato, ciudad que refrenda su liderazgo nacional

Alfonso Acevedo, representante de Haimer, consideró que León es una ciudad estratégica y con un nivel de desarrollo ejemplar.

Se encontró a Guanajuato como una de las entidades más fuertes en el sector y, a León que cuenta con una agenda digital y muy innovadora lo que facilitó que viniéramos a esta ciudad”, comentó Bernard Rohde, director general de la Hannover Fairs México.

 

León una ciudad preparada para grandes eventos

Guillermo Gutiérrez, es gerente regional de GSI, una empresa que ha revolucionado el método de lectores por código de barras y otras etiquetas digitales. Y narró su experiencia en León.

“(Estoy) sorprendido  por la calidad de ciudad que hay. Aquí no le piden nada a las grandes ciudades, lo tienen todo y está muy cerca. León es una gran ciudad.  Estar en León es sentirse en casa. Uno se siente seguro porque ve a la gente, hay mucha calidad de vida”, dice Guillermo, quien ha viajado por varias partes del mundo en otras exposiciones tecnológicas .

Raúl Barriga, de Rainshaw, una empresa dedicada en la precisión de control de procesos a través de la tecnología 4.0, destacó la amabilidad de los leoneses

León es una ciudad que tiene de todo. Es cómoda,  limpia, es una ciudad que invita a regresar, veo que es una ciudad en la que se puede vivir bien”, dijo Raúl para quien la ubicación geográfica de León  permite que tanto proveedores del norte y del centro del país, tengan acceso rápido a la ciudad para venir a esta feria que, considera, habrá de ser un éxito para expositores, compradores y para la ciudad misma.

Alonso Acevedo, otro de los proveedores de la industria 4.0 a través de la empresa Haimer y quien se dedica a la fabricación de software para el control numérico computarizado (CNC), detalló que aquí hay un buen mercado.

En Guanajuato para este tipo de productos es muy amplio,  sobre todo por el tema automotriz y León es un punto estratégico para atraer clientes de Toluca, Querétaro, San Luis, Aguascalientes y otros estados vinculados con el sector, pueden llegar aquí sin problema.

La ciudad está muy preparada para este tipo de eventos, alrededor encuentras restaurantes, hoteles, lugares de arte, para visitar, en fin, todo está en el circuito y, además, hay transporte, es una ciudad tranquila”, dijo el CEO de Haimer.

 

Jóvenes descubriendo el futuro

Jóvenes estudiantes de las universidades ubicadas en León -entre públicas y privadas- también pudieron ser protagonistas de esta nueva página que se escribe en la ciudad. Aquí llegaron para ver de primera mano los procesos que la industria de la manufactura requiere y las novedades que se buscan en la nueva era de la revolución industrial.

La Hannover Messe trajo consigo un cambio de actitud, una verdadera revolución para motivar a los estudiantes a pasar al modelo de mentefactura en Guanajuato

Los jóvenes estudiantes leoneses celebraron la llegada de un evento que permite cambiar hacia la mentefactura.

Un caso fue el de Pablo Ignacio Rodríguez, estudiante de la Universidad Tecnológica de León, quien no pudo ocultar que sus ojos buscaban descubrir el cómo de los procesos mecánicos.

Quiero ver cuales son los procesos para saber qué es lo que el mercado pide para que, en un futuro como profesionista, yo lo pueda proveer”, expresó Pablo Ignacio.

Miriam Camacho, una futura ingeniero industrial aplaudió iniciativas como esta que llegan al municipio para que “vivamos una experiencia que, para muchos de nosotros, no está tan cercana. Tener aquí la posibilidad de ver la tecnología aplicada y cómo se desarrolla, es benéfica para nosotros”.

 

La instalación de la Hannover Messe

Fueron poco más de mil leoneses quienes trabajaron en el diseño y montaje en los 265 stands que se organizaron en el Poliforum de León. En total 10 países llegaron a este lugar para exponer lo último en la tecnología aplicada para la industria.

A mí la verdad sí me dio emoción trabajar para la construcción de una mano mecánica. Sí, yo ayudé y la verdad sí se siente emoción, casi me sentí como un ingeniero”, mencionó Gustavo Fernández quien ayudó a que una empresa de Dinamarca lograra poner en marcha un mecanismo inteligente.

No fue el único. Ya es una tradición el trabajo de los montadores leoneses quienes logran establecer un puente entre lo posible y el deseo. Entre robots, ciencia y tecnología, los trabajadores de León ya forman parte de una tradición que cruza fronteras.

La Hannover Messe inició con la esperanza que el próximo año, a su regreso todos encuentren una ciudad cada vez más moderna, cada vez más conectada, cada vez más madura… cada vez mejor.