‘Las mujeres en las ciencias exactas’, fue el tema desarrollado en la sesión semanal del seminario Reflexiones Universitarias desde el Género y los Feminismos, que impulsa el Campus Guanajuato de la Universidad de Guanajuato (UG).

Las expositoras del foro ‘Las mujeres en la ciencia’ destacaron la importancia de motivar a niñas y adolescentes a desarrollar sus habilidades en las ciencias exactas, evitar en todo momento los estereotipos y roles de género, además de destacar la necesidad de la generosidad y solidaridad con las niñas, de estimular el juego y el arte, pues tanto el arte como la ciencia son las actividades más creativas del ser humano.

Moderadas por Rosalba Vázquez Valenzuela, del área de Enlace de Género del Campus Guanajuato, participaron Rosalía Gómez González​, profesora del Departamento de Farmacia de la UG, Martha Yoko Takane Imay​, de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Lilia Meza Montes​, profesora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y Frida Reyes, divulgadora científica y fundadora de Ciencia Azul A.C.

Rosalía Gómez González confirmó que para las mujeres efectivamente hay una mayor exigencia y prejuicios, lo cual vivió de manera personal; mientras que Takane Imay sostuvo que el ambiente matemático es de los más machistas en el área de las ciencias en las universidades

Aspecto de la sesión donde participaron investigadoras científicas de diversas universidades, en el seminario de la UG.

Tkane Imav observó que ya a los tres años las niñas saben de las diferencias de género a nivel cultural, y a los seis años se empiezan a replegar ante juegos matemáticos, lo cual habla del grave problema en México, a nivel básico y posterior universitario, en donde los “clubes de Tobi están a toda su expresión”.

En sus consideraciones la catedrática de la UNAM expuso que toda mujer que se dedica a las matemáticas, debe ser feminista, porque se debe luchar mucho para lograr algo en esta área.Por ello propuso usar las matemáticas para empoderar a las niñas y jóvenes; evitar ciertas frases y palabras denostativas y sancionar en especial dichos como “pareces niña” o que tal juguete o actividad “no son” para niñas, además de despertar la vocación científica en niñas, con talleres y actividades lúdicas.

En el mismo sentido, la divulgadora científica Frida Reyes, reconoció que la ciencia a veces está muy alejada de la realidades inmediatas y los números dicen que hay poca participación de mujeres en la ciencia, porque hasta ahora no son espacios seguros, ni cómodos ni se han desarrollado de manera correcta.

También se pronunció por impulsar las vocaciones científicas y observar a la ciencia como un escenario cultural, teniendo a la comunicación de la ciencia como herramienta para generar cultura científica, pero también desde el punto de vista feminista.

Reyes coincidió con las otras expositoras en cuanto a que se debe cuestionar desde lo lúdico, porque así es la ciencia: divertida y entretenida. Además que visibilizar no es suficiente, sino que se requiere generar herramientas para que niñas y adolescentes puedan usar historias, genealogía femenina de la ciencia, como grandes ejemplos; y generar espacios seguros para la investigación infantil y juvenil que incida también en la construcción de ciudadanía.

La próxima sesión de los seminarios se realizará el 23 de septiembre, bajo la temática ‘Analizando el acoso y hostigamiento sexual en las universidades’.

 

  • Foto: UG
  • Ilustración: Especial
INFORME