Hace algunas semanas circuló una imagen por diversos periódicos y redes sociales que estremeció a las personas, era una fotografía de dos migrantes, una niña con su padre que intentaban cruzar la frontera, pero no tuvieron suerte.

El tema de las migraciones forzadas está vigente, numerosas personas realizan un peligroso recorrido desde sus países de origen con la idea de tener mejores oportunidades en otro territorio, una región en la que aspiran encontrar opciones para una vida digna, por ello el investigador de la Universidad de Guanajuato (UG), Miguel Ángel Vilches, llamó a no juzgar mal a los migrantes.

Vilches, profesor e investigador del Departamento de Estudios Políticos y de Gobierno de la División de Derecho, Política y Gobierno de la UG, tiene en sus líneas de investigación a la migración y el transnacionalismo político, la sociedad civil y ciudadanía transnacional, las políticas y derechos migratorios comparados.

El investigador de la UG invitó a reflexionar sobre el fenómeno de la migración internacional, un suceso que en México es complejo porque es un país que reúne diversas dinámicas migratorias

Elementos de la Guardia Nacional impiden el paso a migrantes centroamericanos tras cruzar ilegalmente por el río Suchiate.

Están las personas que se van a Estados Unidos o Canadá a trabajar, los centroamericanos u otros ciudadanos que vienen a México para cruzar y llegar al norte, y también tenemos gente que regresa o es retornada de Estados Unidos. Ocurren muchas complejidades de flujos migratorios.

A miles de personas se les han cancelado sus posibilidades de vida, en muchos países existe una crisis política que obliga a salir a sus habitantes, también existen factores como sequías, inundaciones y temas de violencia e inseguridad que incitan a la migración forzada”, expuso el profesor de  del Departamento de Estudios Políticos, a propósito de que actualmente vivimos una crisis de las políticas migratorias de la región: México, Estados Unidos y Centroamérica

En ese sentido habló de la necesidad de buscar políticas migratorias que gestionen humanamente el desplazamiento de las personas “desde una perspectiva de protección y garantía de los derechos humanos vengan de donde vengan, con especial cuidado en los más vulnerables que son las niñas y los niños, los jóvenes, como académicos es nuestra responsabilidad pensar, investigar y encontrar nuevas medidas que podamos implementar para este tipo de políticas”.

De igual forma el profesor Miguel Ángel Vilches puntualizó en la necesidad de mejorar la calidad de vida mediante un plan de desarrollo que garantice los derechos humanos de las personas desde su lugar de origen y en cualquier lugar del mundo en el que elijan para vivir.