Una investigación sobre las propiedades de oligómeros biodegradables realizada por José Eduardo Báez García, investigador el Departamento de Química de la Universidad de Guanajuato (UG), fue elegida, por su originalidad, para contraportada de la Revista “Polymer Chemistry” de la Royal Society of Chemistry (RSC) del Reino Unido.

Báez García, profesor investigador de la División de Ciencias Naturales y Exactas (DCNE) del Campus Guanajuato, desarrolló el proyecto en colaboración con la University of California, Irvine (UCI) y el Centro de Investigaciones en Materiales Avanzados (CIMAV) Unidad Monterrey.

El proyecto realizado por Báez y colaboradores, fue sintetizar un par de oligómeros derivados de poliésteres biodegradables con características moleculares específicas y posteriormente aislar de manera sistemática moléculas puras como el monómero, dímero, trímero y que, inicialmente, formaban parte de la mezcla de oligómeros.

Gracias a la originalidad del trabajo, la editora de la revista eligió el artículo como contraportada de dicha publicación, lo cual refleja que la ciencia hecha en México puede ser bien valorada a nivel internacional

Gráfico que ilustra en la revista ‘Polymer Chemistry ‘el descubrimiento del Doctor Báez.

El catedrático de la UG, que logra por segunda vez que una investigación suya sea seleccionada para la contraportada una revista internacional, explicó que los polímeros son macromoléculas (moléculas grandes) cuya peculiaridad es contener una unidad repetitiva a lo largo de una cadena.

Los polímeros los encontramos en lo que comúnmente la sociedad denomina plásticos. Estos materiales pueden presentar diversas aplicaciones cotidianas, como en embalaje, objetos desechables, autopartes, calzado, ropa”.

Y pueden ser clasificados desde diferentes aristas, una de ellas es el tiempo de degradación que algunos de estos pueden presentar; otra divide a polímeros entre los de alto peso molecular y bajo peso molecular.

La molécula más pequeña dentro de un polímero se llama monómero, la segunda en crecimiento dímero, la tercera trímero, la cuarta tetrámero, y así sucesivamente. Todas las anteriores especies forman una mezcla entre ellas y pueden dar como resultado un oligómero”, explicó Báez.

El propósito de obtener estas especies aisladas fue observar y cuantificar secuencialmente como las propiedades físicas de un monómero, dímero, trímero, etc., evolucionaron a medida que la cadena polimérica creció. El aislar especies puras a partir un oligómero tuvo sus retos debido a reacciones colaterales que potencialmente pudieran suceder entre otros factores, sin embargo, los resultados fueron prometedores y eventualmente una serie de especies puras fueron aisladas.

Los resultados de la investigación, derivaron en la publicación de un artículo en la revista de alto impacto llamada Polymer Chemistry de la Royal Society of Chemistry (RSC) del Reino Unido. Las aplicaciones de este trabajo se están analizando en el laboratorio y en un futuro se darán a conocer.

  • Foto: UG
INFORME