Una colección integrada por 4 mil 089 libros fue el legado que María Luisa, ‘La China’ Mendoza donó a la Universidad de Guanajuato (UG), Institución que rindió homenaje a su memoria en el marco de la inauguración del acervo que será resguardado en la Biblioteca “Luis Rius” de la Sede Valenciana.

Mediante una donación testamentaria, la UG recibió la colección bibliográfica que abarca las 4 mil 89 obras de diversas disciplinas, entre las que destacan de literatura mexicana, hispanoamericana y universal; historia, filosofía y arte.

Durante la apertura oficial de la biblioteca donada por la escritora y periodista, el rector general de la UG, Luis Felipe Guerrero Agripino expresó que “el mejor legado de una persona es lo que leyó y lo que escribió”. Y extendió que la comunidad universitaria corresponde a la generosidad de “La China” Mendoza con el compromiso de difundir su legado.

Una extraordinaria periodista, magnífica escritora, y política de sensibilidad extraordinaria“, así la describió el rector de la UG, Luis Felipe Guerrero Agripino.

A manera de homenaje, en el evento se presentó la obra ‘María Luisa ‘La China’ Mendoza: una mirada llena de adjetivos’, una selección fotográfica y de citas recopiladas por las estudiantes de la UG, Daniela Guerrero, Tiffany Uvalle e Iraís Ávila, además del escritor Luis Felipe Perez

Familiares y amigos de ‘La China’, políticos y universitarios durante la inauguración del evento.

La titular del programa Editorial de la UG, Elba Margarita Sánchez Rolón, se refirió a la escritora como una mujer que se desprendió de la educación conservadora y eligió “el reto o desdicha irrevocable de escribir”.

Mujer de ideas y principios firmes; defensora implacable de la libertad, verdad, y la justicia fue como José Luis Romero Hicks, sobrino de La China Mendoza, describió a la escritora de conversación elocuente, precisa y lúcida.

Romero Hicks recordó también que su tía incursionó en el ámbito del periodismo a temprana edad -escribió durante más de 60 años- posicionando la voz de las mujeres en ese oficio.

“Con ella aprendimos a apreciar las letras, fue una persona de carácter noble, generosa. Su tesoro más grande era su biblioteca y creo que el mejor lugar a dónde pudo llegar fue a la Universidad de Guanajuato”, expresó Jessica Mendoza, de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, también sobrina de La China.

La secretaria académica del Campus Guanajuato, Claudia Gutiérrez Padilla, en representación de la rectora del Campus, Teresita de Jesús Rendón Huerta Barrera y el director de la División de Ciencias Sociales y Humanidades del Campus, Federico Macias Cervantes, dieron la bienvenida a los presentes y agradecieron el noble gesto de María Luisa Mendoza.

Con el resguardo y conservación del legado documental y fotográfico de María Luisa La China Mendoza, a cargo de la UG, se preserva la memoria de una autora que vivió para la escritura y el periodismo hasta su muerte, en junio de 2018, y se ofrece un espacio para que las nuevas generaciones conozcan la obra de la apreciada autora guanajuatense.

Durante la ceremonia se proyectó un video conmemorativo, realizado con la participación de María Teresa Mendoza, su hermana y albacea.

 

De cuerpo entero

María Luisa La China Mendoza estudió Letras Hispánicas y Escenografía. Fue becaria del Centro Mexicano de Escritores, en donde escribió su primera novela, Con él, conmigo, con nosotros tres, editada por Joaquín Mortiz.

Nació el 17 de mayo de 1927 en Guanajuato. Se inició en el periodismo en 1954 con el periódico El Zócalo. Colaboró en Cine mundial, Excélsior, Novedades, El Universal, Notimex y El Sol de México. Escribió sus célebres columnas “La O por lo redondo” en El Día (del cual fue fundadora en 1962); “La A por la mañana” en El Universal, “La D de dando y dando” y “Trompo a la uña” en Excélsior. En televisión mantuvo programas de entrevistas en el extinto Canal 13 con A media tardei, Un día un escritor y Un día un mexicano.

Es autora de las novelas Con él, conmigo, con nosotros tres (Joaquín Mortiz, 1971), De ausencia (Letras mexicanas, 1973), El perro de la escribana (Joaquín Mortiz, 1982), Fuimos es mucha gente (Alfaguara, 1999) y los libros de cuentos Ojos de papel volando (Porrúa, 1984), El día del mar (SEP, 1985, cuentos infantiles), Tris de sol. Carmen Serdán (Secretaría de Cultura del Estado de Puebla, 1976) y María Luisa Mendoza. De cuerpo entero: menguas y contrafuertes (Material de lectura, UNAM, 1991).

Recibió el Premio Magda Donato en 1972, Premio Bernal Díaz del Castillo por Crónicas de Chile, Premio Nacional de Periodismo en 1984 y una mención honorífica del Club de Periodistas de México.

  • Fotos: UG/Excélsior