El prestigioso director de orquesta, Jorge Mester llevará la batuta de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) en un concierto en que el que interpretarán la reconocida obra ‘Réquiem’ de Giuseppe Verdi.

La obra de Verdi fue escrita para el escritor italiano Manzoni como un homenaje tras su muerte. Verdi hizo una composición sacra para coro, voces, solistas y orquesta. En uno de los últimos conciertos de la primera temporada del 2019 de la OSUG estarán como invitados: el Coro del Conservatorio de Celaya, la mezzosoprano Dhyana Arom, la soprano Fabiola Portillo, el tenor Carlos Galván y el bajo Rodrigo Urrutia.

El motivo principal del Réquiem de Verdi es el profundo luto por la muerte del poeta romántico italiano Alessandro Manzoni, a quien el compositor admiraba en demasía. El estreno del Réquiem de Verdi, tuvo lugar en la iglesia de San Marcos de Milán el 22 de mayo de 1874, justo un año después de la partida de Manzoni.

El concierto será en el Teatro Juárez el próximo viernes 14 de junio a las 8 y media de la noche; antes del concierto, a las 7 y media de la tarde, hay una charla sobre Verdi y su obra en el Salón Fumador

El inicio de la obra es sombrío y sobrio y evoca el dolor por la muerte de alguien querido. La obra tiene dos polos dramáticos, el miedo y la esperanza en la salvación. El texto de la secuencia que en la misa funeraria consta de 18 estrofas y Verdi las divide musicalmente en ocho secciones.

El concierto promete ser uno de los favoritos de la temporada ya que tendrá presencia uno de los más destacados directores de orquesta, Jorge Mester quien es reconocido internacionalmente como un director de primer nivel, es respetado por la excelencia  y prominencia que aporta a toda organización que dirige.

Mester es también director laureado del prestigioso Festival de Música de Aspen que encabezó como director musical durante 21 años a partir de 1970 hasta 1991. Además en su labor académica se desempeñó como director del Departamento de Dirección de Juilliard School en Nueva York durante la década de 1980.

  • Foto: Especial