El procurador de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, José Raúl Montero de Alba, hizo un llamado a erradicar la discriminación y estigmatización de personas con VIH-SIDA y superar las barreras culturales y sociales que obstaculizan su atención de manera más efectiva.

Durante las Cuartas Jornadas Estatales VIH-SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual celebradas en León y organizadas por la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHEG) participaron más de 200 personas y líderes de organizaciones civiles.

En su mensaje, en el marco del Día Mundial de la Respuesta al VIH Las Comunidades Marcan la Diferencia, Montero de Alba expresó que el silencio y la negación de la realidad, así como la falta de confidencialidad tienen un efecto en los esfuerzos de prevención, atención y tratamiento. De igual manera planteó que el respeto al principio de no discriminación, exige que las personas que viven con VIH-SIDA, no sufran distinciones de ningún tipo que vulneren el disfrute de sus derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos.

El Consejo Guanajuatense para la Prevención y Control del VIH-SIDA (Cogusida) tiene considerados a los municipios de Guanajuato capital, Celaya, Salamanca, Irapuato, Villagrán, Cortázar, León, Apaseo el Grande, San Miguel de Allende y Santa Catarina como prioridad, al detectarse más casos de VIH-SIDA en ellos

Actualmente en el estado la Secretaría de Salud de Guanajuato tiene tres centros de atención y prevención para VIH-SIDA y otras enfermedades sexuales ubicados en Celaya, Irapuato y León que atienden a 2 mil 588 pacientes infectados

En las Cuartas Jornadas Estatales VIH-SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual participaron más de 200 personas.

El Ombudsperson guanajuatense expuso que si bien se han tenido avances en la respuesta al VIH en el diagnóstico y atención de las personas, es importante que se tomen medidas y se realicen acciones que permitan garantizar el acceso a un servicio de salud con calidad, pues éste derecho tiene relación directamente con otros derechos como acceso a una vida libre de violencia, a la igualdad y a la no discriminación.

Montero de Alba hizo un reconocimiento a las autoridades del sector salud en Guanajuato y a la sociedad civil organizada, por los esfuerzos que realizan a través de los centros especializados de atención médica a las personas con VIH-SIDA.

María del Rocío Ramírez Palafox, participó en representación de las organizaciones de la sociedad civil que forman parte del Consejo Guanajuatense para la Prevención y Control del VIH/SIDA (Cogusida), entre ellos Irapuato Vive A.C., Colectivo Seres A.C., León Gay A.C. y Dehusex A.C.

En su mensaje Ramírez Palafox resaltó el trabajo que hacen las organizaciones no gubernamentales para visibilizar lo que anteriormente era ignorado, dijo que de manera constante se realiza un trabajo directo con la población para sensibilizar y eliminar los estigmas que hay hacia quienes viven con VIH.

Y mencionó la responsabilidad colectiva de hacer un trabajo con padres de familia para educar desde casa de manera preventiva y reducir así el número de casos nuevos, tras agradecer el quehacer de las autoridades que acompañan y se han esforzado por normalizar la vida de los pacientes. La activista reconoció el avance que hay en la difusión y aplicación de pruebas rápidas que se ha convertido en una práctica cada vez más común en la población vulnerable.

En el evento participaron además la directora técnica de Cogusida, Fátima Noriega Ayala, el presidente del Colegio de Medicina del Estado de Guanajuato, Jesús Eleazar García Hernández, el rector de la Universidad de Guanajuato Campus León, Carlos Hidalgo Valadez y el director de Salud Municipal de León, Juan Martín Álvarez Esquivel.

Jefes de Jurisdicción Sanitaria, personal directivo, médico y paramédico de la Secretaría de Salud de Guanajuato, integrantes de Cogusida, personal de los Capasits,  investigadores, académicos, y representantes de organizaciones de la sociedad civil.

 

  • Fotos: PDHEG