La Comisión de Medio Ambiente convocó a una primera mesa de trabajo para conocer la opinión de académicos, especialistas y asociaciones sobre la iniciativa de Ley para la Protección Animal que tiene como finalidad prohibir la realización de corridas de toros en Guanajuato.

En su intervención, Raúl Pérez Johnston, de Pérez Johnston Abogados S. C., manifestó que en el tema de maltrato animal no se puede tratar a todos de la misma manera y se tienen que graduar los niveles de protección que la ley establece.

El abogado pro-taurino habló sobre la importancia de revisar la historia de la función de los animales, en su caso, del toro de lidia, tras enfatizar que no se pueden prohibir las corridas, sino que tienen que regularse.

Por su parte, Salvador F. Arias Ruelas, integrante de la Facultad de Derecho de la UNAM Campus León, señaló que el análisis va más allá de toros sí o toros no; el catedrático detalló la diferencia entre la dignidad humana y la animal, el punto de vista ético y el trato diferenciado que se le debe dar a las distintas especies.

Arias remarcó que los animales no son titulares de derechos, pero pueden ser sujetos a un reconocimiento de su bienestar. A juicio del académico de la UNAM la tauromaquia cumple con todas las características de patrimonio cultural, por lo que su prohibición afectaría a las personas que se dedica a ello, además del libre desarrollo de la personalidad.

En su intervención, Jorge A. Cárdenas Rivera, gerente general de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia, se refirió a las condiciones en las que se crían los toros de lidia tras precisar que es una raza única y que si se acaba con ella se acabará también con su genoma.

La mayoría de los participantes hablaron en favor de mantener las corridas de toros, ya que sólo se utiliza al 6.7 por ciento de los toros de lidia que son criados, además que la llamada ‘fiesta brava’ es un patrimonio cultural

Ganaderos, toreros y académicos defendieron las corridas de toros ante diputados locales de Guanajuato.

Francisco Cordero Martínez Vertiz, empresario ganadero y delegado de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia en Guanajuato, realizó una exposición donde puntualizó las características que hacen al toro de lidia un animal único.

Además que habló de la vocación de Guanajuato en la crianza de este ganado, sobre todo en el norte de la entidad. Y expuso que los machos que mueren en el ruedo representaban solo el 6.7 por ciento del censo de ganaderías de lidia, además que acabar con las corridas de toros sería ir en contra de la economía y de un estilo de vida de la que se benefician muchas personas y familias.

El matador de toros y director general de Tauromaquia Mexicana, José Saborit Santa, indicó a su vez que prohibir una actividad popular es atentar contra los derechos de un grupo de mexicanos. Y aseguró que es mentira que eliminar las corridas sea parte de un proceso civilizatorio.

Saborit insistió en que se cría y se respeta la naturaleza del toro de lidia, pues no se humaniza ni se quiere cambiar, además que la tauromaquia es un ejercicio de libertad.

Finalmente, Manuel Gameros Hidalgo Monroyganadero y empresario del ramo turístico, mencionó que la fiesta brava genera una importante derrama económica pues las corridas y la fiesta taurina son tradición y cultura

En la reunión estuvieron presentes las diputadas Martha Lourdes Ortega Roque e Irma Leticia González Sánchez, así como los diputados José Alfonso Borja Pimentel y César Larrondo Díaz.

Fotos: Especial/Congreso del Estado