El Congreso del Estado de Guanajuato, a través de la Comisión de Justicia, dio inicio al foro ‘Los retos de la legislación única en materia de procedimientos civil y familiar: una mirada desde lo local’.

El foro tiene como objetivo generar una propuesta en temas relevantes que desde Guanajuato se vislumbran para poner a consideración de las comisiones legislativas responsables de la dictaminación del Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares.

Durante dos días se llevarán a cabo mesas de trabajo para abordar temas como la importancia de la expedición de la legislación en materia civil y familiar desde la perspectiva nacional; el impacto de la legislación única en materia procesal civil y familiar en la justicia local; la justicia digital como un elemento necesario en la legislación única en materia procesal civil y familiar; la transición a un modelo de oralidad único en materia civil y familiar y los avances hasta ahora logrados en las entidades federativas; y las principales preocupaciones respecto de los proyectos de Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares.

En representación del rector de la Universidad de Guanajuato (UG), la secretaria general, Cecilia Ramos Estrada, apuntó que hablar de una legislación nacional única en la materia no era sencillo, pero que la experiencia de todos podrá contribuir a llevar a buen puerto este tema y subrayó que estarán pendientes para aportar al trabajo en conjunto.

En su intervención, la diputada Laura Cristina Márquez Alcalá enfatizó que la legislación no estaba escrita en piedra, para permanecer fija e inerte en el tiempo, sino en tinta y papel, para perfeccionarse de manera constante y mantener el ritmo de una sociedad que requiere soluciones, leyes e instituciones cada vez más funcionales y dinámicas.

Sin embargo, dijo, esos cambios no deben ocurrir como simple reacción automática, sino que debían desarrollarse con prudencia y con apertura, escuchando, aprendiendo, asumiendo juntos una tarea creativa a la que están convocadas las instituciones y la sociedad.

Señaló que, en el caso específico de los procedimientos en materia civil y familiar, el obstáculo jurídico y político, reflejado en las cámaras de diputados y senadores, no ha generado consenso para avanzar en la emisión del marco legislativo nacional que se traduciría en equilibrio y estandarización de los procesos en todo el país.

Una vez aprobada la legislación única, se estima que transformará radicalmente la manera en que se resuelven los asuntos civiles y familiares, además de modificar todavía más la relación de poder e independencia entre los estados y la federación

El foro contó con la participación de diputadas, diputados, funcionarios de Gobierno del Estado, del Poder Judicial y académicos.

José Luis Manrique Hernández, subsecretario de Servicios a la Comunidad de la Secretaría de Gobierno, en representación del titular del Poder Ejecutivo estatal, mencionó que Guanajuato ha sido un parteaguas en la transformación del sistema oral, por lo que abundó que el foro generará experiencias y aportaciones valiosas que ayuden a consolidar un cuerpo normativo certero, buscando la protección del derecho humano de todas las personas al acceso a la justicia.

En su mensaje, la congresista Lilia Margarita Rionda Salas, presidenta del Congreso del Estado, manifestó que este foro era un esfuerzo para aportar y hacer más eficaz el acceso a la justicia en México. Mencionó que se trataba de dialogar sobre los problemas que más le dolían a la gente, desde el derecho a tener un nombre, una familia, a casarse o a divorciarse, entre otros que tocan a la materia civil y familiar.

Rionda afirmó que, en la entidad, de acuerdo con datos del Poder Judicial estatal, los asuntos de naturaleza civil y familiar corresponden en porcentaje a más del 70 por ciento del total de asuntos que se llevan en los tribunales del estado.

No estamos hablando de un tema menor. Son los problemas más sentidos de las familias y por eso hay un sentido de urgencia, por eso es tan importante el que estemos hoy aquí reunidos. En Guanajuato queremos aportar con propuestas y ser partícipes también de la emisión de un Código que acopie las mejores experiencias y propuestas relevantes”, enfatizó la legisladora.

Rionda Salas precisó que, al no contar ya con facultades para modificar la legislación procesal civil, aún vigente mientras no se expida la legislación única, no pueden llevar a cabo las reformas necesarias que permitan tener un Código actualizado y que responda a las necesidades de la sociedad guanajuatense.

Finalmente, dijo que, con estas acciones, Guanajuato levanta la mano para aportar e ir más allá, con propuestas que enriquezcan el debate nacional.

En el evento estuvieron presentes las diputadas Lilia Margarita Rionda Salas (presidenta en turno del Congreso), Laura Cristina Márquez Alcalá, Susana Bermúdez Cano, Martha Guadalupe Hernández Camarena, Briseida Anabel Magdaleno González y María de la Luz Hernández Martínez; así como los diputados Cuauhtémoc Becerra González, Gustavo Adolfo Alfaro Reyes, Bricio Balderas Álvarez, Alejandro Arias Ávila, Gerardo Fernández González y José Alfonso Borja Pimentel.

Además, asistieron Cecilia Ramos Estrada en representación del rector de la Universidad de Guanajuato, el magistrado Arturo Razo Tapia, en representación de la presidenta Supremo Tribunal del Estado de Guanajuato, y José Luis Manrique Hernández, en representación del titular del Poder Ejecutivo del estado.

Fotos: Especial/Congreso del Estado