El Grupo Parlamentario del PAN (GPPAN) anunció una nueva reforma que busca  se sancione a quienes hagan llamadas de broma al 911.

La reforma plantea que los bromistas puedan ser llevados ante un Juez Cívico y tengan algún tipo de sanción o, si es posible, se les aplique alguna sanción de carácter penal. La justificación es que es una acción potencialmente grave, porque satura las líneas telefónicas y distrae la atención tanto de los operadores telefónicos como de los servicios de emergencia.

En asuntos generales durante la Diputación Permanente, el diputado Miguel Ángel Salim Alle condenó el alto número de llamadas de broma registradas a través del servicio de emergencias 911, y anunció que, en breve, presentará una iniciativa para prevenir y sancionar las falsas llamadas.

La Estadística Nacional de Llamadas de Emergencia al 911 publicada en 2017, indica que casi el 90% de las llamadas a esta línea de emergencia fueron para hacer bromas o preguntas improcedentes.

El diputado Salim Alle puso como ejemplo que, en la ciudad de León, el servicio de emergencias 911 recibió durante el 2018 un millón 334 mil llamadas; en lo que va de este año, la cifra es de un millón 136 mil llamadas, de las cuales el 65 por ciento no son procedentes

El diputado del GPPAN Miguel Ángel Salim Alle anticipa que pondrán  freno a las bromas al 911.

No es posible que, mientras en una línea hay un imprudente queriendo hacer un chiste, puede haber en espera una persona cuya vida o la de sus seres queridos está en riesgo inminente, y en esos casos, incluso los 5 minutos para atender y canalizar una llamada que resulta ser falsa pueden hacer literalmente la diferencia entre la vida y la muerte para una víctima real”, expuso el diputado Salim .

El legislador panista invitó a los ciudadanos a que sólo llamen a las líneas de emergencia cuando tengan una verdadera urgencia que reportar, y se asuma el compromiso de analizar, desde los diversos ámbitos de gobierno, las posibles opciones de sanción y de prevención, con el objetivo de que quienes usen incorrectamente el 911 y pongan en riesgo las vidas de otras personas no queden impunes.

Finalmente Salim  dijo que así se envía una señal inconfundible, en el sentido de que la sociedad guanajuatense ya no está dispuesta a tolerar estas conductas, y de que en Guanajuato las urgencias se entienden y atienden con la seriedad que ameritan.

  • Fotos: Especial