El Ballet Folklórico de la Universidad de Guanajuato (BAFUG) comenzó su temporada con un programa lleno de luz, color y alegría llamado “Identidad” en el Teatro Juárez.

Los bailarines del BAFUG cautivaron al público con coreografías que dotaron de un recorrido histórico desde la época prehispánica hasta la actualidad. Desde temprana hora la gente comenzó a llegar al recinto, el cual estuvo repleto de familias, personas de todas las edades que se reunieron en un ritual cultural y artístico porque ver el desempeño del BAFUG es un espectáculo visual, conmovedor e ilustrativo de las tradiciones mexicanas.

El Teatro Juárez se convirtió en una máquina del tiempo que trasladó al público a la época prehispánica en la que se hacían danzas para rendir tributo a sus deidades, los bailarines salieron al escenario con vestimentas llamativas: con plumas y simulaciones de pieles y cabezas de animales, moviéndose al ritmo de las percusiones.

El Ballet Folclórico de la Universidad de Guanajuato comenzó su temporada de presentaciones con total éxito demostrando que México es un país que posee una identidad única e irrepetible

El BAFUG se ha consolidado como uno de los mejores grupos nacionales en su género.

Después de la danza prehispánica, las luces del teatro se apagaron y solo se vislumbraron unas velas; eran las bailarinas que llevaban una vela en la cabeza para bailar La bruja, un son típico del estado de Veracruz en el que las mujeres se mueven con una cadencia lenta luciendo unos vestidos blancos que destacan por su belleza.

También salieron los hombres para zapatear en una línea tan coordinada que se unieron a la música haciendo percusiones con sus pies en sones como La bamba para después dejarse llevar por el sincretismo de la raíz africana con una coreografía en la que solo se usaron percusiones mediante el zapateado, cajones y panderos.

También los sones huastecos estuvieron presentes, la música con versos tradicionales de amor y de homenaje a la naturaleza acompañaron el ritmo de los bailarines.  Posteriormente, llegó el turno del norte de país para bailar polka, con un vestuario distinto con faldas más cortas, los hombres con sombrero vaquero y camisas estilo tejanas y botas.

El evento continuó con la representaciones de las danzas huicholes del estado de Nayarit, las cuales tienen un contexto claramente espiritual que se expresa a través de la música, en la que se usan instrumentos como violines, flautas y sonajas.

También el estado de Jalisco lució con sus jarabes en los que los vestidos de colores de las bailarinas son alegría para los ojos. El evento finalizó con una fiesta en la que se interpretó una coreografía con la canción Feria de San Marcos.

La temporada de presentaciones continuará a las 12 del mediodía en el Teatro Juárez el 21 de abril, 26 de mayo, 23 de junio, 14 de julio, 25 de agosto, 15 de septiembre y 17 de noviembre.

  • Fotos: UG