Desde pequeño, Misael Urquieta sueña con convertirse en profesionista, para tener una mejor calidad de vida y ser la motivación para que sus tres hermanos no abandonen sus estudios.

Por problemas familiares, Misael tuvo que abandonar la escuela, pero su deseo siempre fue retomar su formación académica; un amigo de su papá le platicó de los servicios educativos que ofrece el Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (Inaeba) en beneficio de las y los guanajuatenses en rezago educativo. Y se inscribió.

La educación es lo más importante ahora en la juventud, porque si no tienes estudios es muy difícil conseguir un buen empleo y eso quiere decir que no solo es para beneficio tuyo, sino para tu familia”, dice Misael.

Con el apoyo Inaeba, y como muchos otros guanajuatenses, Misael concluyó la primaria y secundaria; y por ahora, estudia la preparatoria en la escuela Latinoamericana, del municipio de León

El Inaeba ha logrado avances importantes en la reducción del rezago educativo en Guanajuato.

A sus 22 años, atiende una taquería en la Zona Centro de Silao y quiere estudiar Criminología, pues en películas o series ha visto la labor que se debe desempeñar y es algo que llama su atención.

Me motiva tener un mejor empleo para poder superarme, no estancarme y tener conocimiento; mi familia, cien por ciento me motivó y me están apoyando para estudiar”, platica.

Misael Urquieta invita a todas las niñas, niños y jóvenes guanajuatenses a no abandonar sus sueños a través de la educación, pues ésta será la llave para abrir puertas a oportunidades personales y laborales.

Que le echen ganas, que estudien, es muy padre aprender y aparte descubres cosas nuevas, conoces personas nuevas”, resume este joven que es parte de las historias de éxito en Guanajuato.

  • Fotos: Inaeba