Yulia Artemyeva ha logrado una metáfora hermosa de la conexión entre el arte y la naturaleza al comparar los movimientos de las bailarinas de ballet con las flores.

Artemyeva (Nizhni Nóvgorod, Bielorrusia.1983) captura el delicado movimiento de lo etéreo en una yuxtaposición de cuerpos y girasoles, dientes de león, rosas o iris, la fragilidad y gracia pura de ambos elementos a través de una impoluta mirada infantil, un manifiesto de la belleza en flor.

Trata de ver el mundo a través de los ojos de un niño ¡Es importante redescubrirlo todos los días! Con este proyecto, he vuelto a vivir esta parte de mi vida”, ha dicho Artemyeva sobre el carácter de esta serie.

Ruleta Rusa te sugiere escuchar, mientras observas las imágenes y lees, la belleza sonora de Tomaso Albinoni interpretado al piano por Aly Tejas y la sensual poesía de Julio Cortázar.

El breve amor

Con qué tersa dulzura
me levanta del lecho en que soñaba
profundas plantaciones perfumadas,

me pasea los dedos por la piel y me dibuja
en el espacio, en vilo, hasta que el beso
se posa curvo y recurrente,

para que a fuego lento empiece
la danza cadenciosa de la hoguera
tejiéndose en ráfagas, en hélices,
ir y venir de un huracán de humo…

¿Por qué, después,
lo que queda de mí
es sólo un anegarse entre las cenizas
sin un adiós, sin nada más que el gesto
de liberar las manos?

Julio Cortázar

OCT 2