Danila Tkachenko ha sido desaparecida desde el pasado 9 de mayo por el régimen violento de Vladimir Putin. Pero como ocurrió -y seguirá ocurriendo- con otros artistas incómodos a las dictaduras, su obra permanecerá.  

Tkachenko  (Moscú, Rusia) representa con elementos de la arquitectura soviet la desaparición de la utopía, metáfora de un funeral simbólico, la ausencia como un grito sordo, una poética del hundimiento.

Los fantasmas no viven en el tiempo, sino en un espacio que sigue existiendo lleno de nueva vida”, ha dicho Tkachenko sobre el carácter lánguido de su obra.

Ruleta Rusa te sugiere escuchar, mientras observas las imágenes y lees, la música de Odesza y la poderosa poesía de Ana Ajmátova.

Cuando escuches el trueno me recordarás…

Cuando escuches el trueno me recordarás
Y tal vez pienses que amaba la tormenta…
El rayado del cielo se verá fuertemente carmesí
Y el corazón, como entonces, estará en el fuego.

Esto sucederá un día en Moscú
Cuando abandone la ciudad para siempre
Y me precipite hacia el puerto deseado
Dejando entre ustedes apenas mi sombra.

Ana Ajmátova