Patrick Rochon ha logrado un estilo único que le identifica mundialmente como un maestro del ‘ligth painting’ que bordea la fusión de la fotografía con la pintura.

Rochon (Montreal, Canadá) nos devela escenarios de deseos yuxtapuestos, incendios personales provocados por la pasión, metáforas de la carne en éxtasis, una especie de collage con palpitaciones titilantes, esa fuerza indomada que ofrece la turbulencia de la luz.

La vida en general es una forma de arte. Creando tu realidad, creándote a ti mismo (..) En todo lo que haces, no importa si es personal, profesional o espiritual, siempre hay una puerta secreta pendiente de ser descubierta … y tú eres la llave de esa puerta”, ha dicho Rochon sobre su obra.

*Ruleta Rusa te sugiere escuchar a la diva pagana Björk y la poesía luminosa de Gustavo Adolfo Bécquer.

XIII

Tu pupila es azul y, cuando ríes, 
su claridad süave me recuerda 
el trémulo fulgor de la mañana 
que en el mar se refleja. 

Tu pupila es azul y, cuando lloras, 
las transparentes lágrimas en ella 
se me figuran gotas de rocío 
sobre una vïoleta. 

Tu pupila es azul, y si en su fondo 
como un punto de luz radia una idea, 
me parece en el cielo de la tarde 
una perdida estrella.

Gustavo Adolfo Bécquer