Klaus Pichler es un fotógrafo que ha perseguido, camuflado entre los llamados ‘trabajadores ligeros’, las motivaciones de congregaciones esotéricas y fanatismos contemporáneos expuestos hoy a través de la locura cotidiana e Internet.

Pichler (Viena. Austria. 1977) es un moderno provocador e irreverente géografo de avatares y unicornios, que nos descubre posverdades sublevadas, lo irracional del ser humano que busca dimensiones ocultas a partir de modelos de marketing y promesas charlatanas, ese esoterismo kitsch.

‘El palacio de cristal ‘. Nueva puesta en escena de una imagen encontrada en múltiples foros en línea. Puente ferroviario en la noche, fotografiado a través de una capa de crema para hemorroides en la lente”, describe con humor ácido Pichler sobre una de las fotografías de esta serie imprescindible.

*Ruleta Rusa te sugiere escuchar el ritmo saltarín de Jamiroquai y la antipoesía de Nicanor Parra.

Agnus Dei

Horizonte de tierra
Astros de tierra
Lágrimas y sollozos reprimidos
Boca que escupe tierra
Dientes blandos
Cuerpo que no es más que un saco de tierra
Tierra con tierra -tierra con lombrices.
Alma inmortal-espíritu de tierra.

Cordero de dios que lavas los pecados del mundo
Dime cuántas manzanas hay en el paraíso terrenal.
Cordero de dios que lavas los pecados del mundo
Hazme el favor de decirme la hora.

Cordero de dios que lavas los pecados del mundo
Dame tu lana para hacerme un sweater.

Cordero de dios que lavas los pecados del mundo
Déjanos fornicar tranquilamente:
No te inmiscuyas en ese momento sagrado.

Nicanor Parra