Marwane Pallas es un ‘enfant terrible’ de la fotografía contemporánea. Provenzal y flâneur de la vida, de golpe nos muestra un encanto violento de lo cotidiano. Vernos ante el espejo.

Pallas (Saint-Étienne ?) es un descarado que se autorretrata con la complacencia de quien tiene el mundo a sus pies. Virtuoso en el retrato, aunque de forma radical, nos violenta con su visión de niño índigo.

La frescura que transmite su obra es como ducharse con el sol depositado en el rostro, lo altos aires de la montaña o el juego sencillo que nos devuelve niños, otra vez.Para luego caer en una espiral de desesperación.

*Ruleta Rusa mx te sugiere escuchar los gritos azul-casimorado de The Misfits y leer la poesía de Guillem de Berguedà. Lenguajes vigentes frente a lo efímero.

 

III 

Y si o fuera la bella que deseo,
que cada día conquista y gana mérito
y los bellos similares que me hace -cuando la contemplo
tengo la impresión de que ya nunca me faltará gozo-,
cinco años hará el mes de mayo
que me tendría el rey que tiene Burdeos y Blaia,
pese aquellos que me quieren mal ocultamiento,
los tres señores y de En Dalmau de Biert.

(fragmento de un tiempo pasado)

Guillem de Berguedà 

 

Movilidad