Wang Lu ha emigrado y una década luego regresa a casa para asistir al derrumbe de las cosas, los cambios del entorno y la vida que se va como hojas arrastradas por el viento. Aunque todo, paradójicamente, siga trastocadamente igual.

Lu (China.1989) ofrece su corazón en flor, el aroma del pasado que se niega a desaparecer, y la nueva realidad de lo que no ha cambiado, la distorsión de la nostalgia, el tiempo suspenso, ese grito que alargadamente evoca el congelado viento del tiempo, la tempestad.

El viento del tiempo sigue soplando, pero no cambia nada”, describe Lu sobre la realidad convulsa por la fatalidad que se refleja en esta serie.

Ruleta Rusa te sugiere escuchar, mientras observas las imágenes y lees, la sonora belleza vocal de Siouxsie & Morrissey y la poesía molotov de Samuel Noyola.

Vértigo cantado

Es la mujer del hombre lo más bueno (Lope de Vega)

Te quiero de golpe, amor,
somos el reflejo terrestre de alguna estrella.

Para ti la llama espiritual de mis besos
y el sol profundo del deseo,
déjame a mi la altura y el abismo del corazón,
déjame el rascacielos en la sangre.

Porque desde la firme rosa madre vengo cayendo,
como abeja en celo volaba vagabundo
hacia la soledad de un jardín más oscuro,
caí largo hasta que el vértigo me hizo mártir,
luego me perdió para siempre el infarto del amor.

Samuel Noyola

PREDIAL