Levon Baghramyan rinde homenaje al erotismo que dimana la desnudez, da testimonio del encanto de la mujer, alejado de cualquier indicio de vulgaridad.

Baghramyan (Ucrania) se vale del ensamble digital, el blanco y negro, lo vintage y el minimalismo para mostrarnos el poder de la belleza que encarna la naturaleza viva del cuerpo femenino, la sensualidad desbordada.

Cada pieza erótica de Baghramyan es un poema visual que celebra lo exquisito del trazo ondular que constituye la obra máxima de la creación: la mujer.

Ruleta Rusa te sugiere escuchar, mientras observas las imágenes y lees, el erotismo neoarábigo en la poesía de Fernando Salazar Torres y la belleza sonora de Barcelona Gipsy Klezmer Orchesta.

Gacela en la noche del amor

Mi sombra ronda el borde de tu cama

y otra sombra más sombra que la noche

cubre mi boca, pliega tus ijares,

gacela dormida, mis labios saltan

tu jardín de rosa y perfume. Sueño

con tu reino en la noche del amor,

flor húmeda, pies de ágata, jadeo de nube.

Mis dedos te despiertan en tu centro gozoso

y la mar nocturna ardiente, fragosas las manos

arañan tus muslos, porque muerdo tus talones.

El aliento de tu cuerpo me huele la carne.

Me elevan tus caricias procelosas,

gacela, te escalda mi jabalina de fuego,

no te entre el miedo con mi lengua ardiente.

Fernando Salazar Torres

INFORME