Rebecca Horne lejos de toda pretensión se decanta por la pureza de lo simple, aunque lo hace de una forma tal que termina por asombrarnos con su pseudología fantástica.

Horne (Estados Unidos) crea, a partir de la experimentación y la analogía, una suerte de fragmentación de la realidad, un corpus astronómico que encuentra su reflejo en los objetos cotidianos, un simbólico éxtasis minimalista.

¿Cuál es la arquitectura, el simbolismo, de la vasija? Es un lugar de potencial, nunca finalizado, siempre llenando y vaciando, o yendo de un lugar a otro”, resume Horne sobre la esencia de su obra.

Ruleta Rusa te sugiere escuchar, mientras observas las imágenes y lees, los acordes luminosos de Nils Frahm y la poesía áurea de Pedro Mena.

M27

En ocasiones/ una
estrella / una
lagrima / dos
círculos / dos
burbujas  /
se encuentran
: ese beso
buscaba tu mejilla.

Pedro Mena

BICI