Pierre Fudaryli es un artista mexicano que a sus 33 años ha logrado una técnica envidiable en la estética fotográfica. Nació en Cancún, Quintana Roo. Y se manifiesta como un heredero oscuro de Salvador Dalí. Su obra es de un inquietante concepto.

Además de Dalí, Max Ernst, Remedios Varo y Giorgio de Chirico influencias notables en su oscuro surrealismo, abreva también de la obra de maestros poderosos como Caravaggio y Boticelli para representar las pasiones humanas, la fuerza del camino del exceso y la muerte.

Realidad alterada de la energía humana“, es un concepto en el que Fudaryli engloba su obra controversial que ha sido censurada en muchas partes del mundo. E incluso en la red de redes. Por increíble que parezca.

Erótico transgresor, este artista de ascendencia francesa y orgullosamente mexicano nos abre a manera de Aleph un pasaje al interior más turbulento de lo que somos. Una metafísica heptadimensional.

*Ruleta Rusa mx te sugiere escuchar la divina voz de la soprano Carmen D’Onofrio con la Camerata Mediolanense, además de leer un fragmento de ‘Muerte sin fin’ obra del gran poeta mexicano José Gorostiza para disfrutar este riesgo asumido.

 

 

Muerte sin fin (fragmento)

lleno de mí -ahíto- me descubro
en la imagen atónita del agua,
que tan sólo es un tumbo inmarcesible,
un desplome de ángeles caídos
a la delicia intacta de su peso,
que nada tiene
sino la cara en blanco
hundida a medias, ya, como una risa agónica,
en las tenues holandas de la nube
y en los funestos cánticos del mar
-más resabio de sal o albor de cúmulo
que sola prisa de acosada espuma.
No obstante -oh paradoja- constreñida
por el rigor del vaso que la aclara,
el agua toma forma.

   José Gorostiza