Harry Fayt es un fotógrafo especialista en el retrato acuático, una difícil y a la vez asombrosa técnica, que ofrece una revisita al asombro.

Fayt (Charleroi, Bélgica) es un encantador de emociones, artífice de imágenes que evocan la alteridad lúdica, como si con ello pudiésemos escapar del absurdo existencial representado en hermosos sueños de agua.

Lo que me gusta de la fotografía submarina es que todo es un nuevo desafío. Todo aún tiene que hacerse. Es como un experimento sin fin, y con cada nuevo descubrimiento, mi trabajo profundiza cada vez más y, posteriormente, se vuelve más interesante y curioso para el espectador”, expresa Fayt sobre el sentido de su obra.

Ruleta Rusa te sugiere escuchar, mientras observas las imágenes y lees, los acordes hechizantes de N’to y la poesía abismada de Stan Rice.

El exceso es el alivio

Abandónate, abandónate. El exceso

es el único alivio,

así que abandónate. El sol está en el árbol.

Pon tu boca sobre la mía. Abandónate al

rayo y al ardor, pues el miedo son escenas soñadas

de lo que sucede tras la muerte. Es ser rechazado por

lo que se inclina con dolor.

En la mente el codo se dobla, alza la copa.

Lo peor está todavía por soñarte,

así que doblega la intriga que

soñaste. Huye de la aguja de heno en el árbol del cerebro.

El exceso atrae por oleadas. Las estrellas se consumen. La oropéndola

se asoma y se lamenta. El miedo es el temor a ser menos

para siempre. Así que abandónate. Inclínate y besa

cuanto veas.

Stan Rice

BICI